Manos cuidadas para exhibir sin complejos

29/07/2019

Stefanía Ospina, especialista en el cuidado de manos de los centros Twentynails, apuesta por las formas redondas, ovaladas, cuadradas y estilo coffin, junto a manicuras preferiblemente naturales ante la llegada del verano.

ETIQUETAS:

El verano es el momento en el que más tiempo tenemos para cuidar las manos, una época en la que las uñas se doblan y rompen con facilidad, consecuencia de una alimentación inadecuada que no favorece su dureza. Tampoco ayuda la arena de la playa, el cloro de las piscinas y la exposición al sol, la deshidratación está ahí, y si a ello añadimos ciertos hongos o afecciones específicas de la piel...

Para favorecer su crecimiento, la firma cosmética Masglo propone utilizar un cóctel de productos que les devolverán su cuerpo. Para empezar recomiendan emplear la Base Rosada Nutritiva, con propiedades reparadoras y humectantes a modo de tratamiento aplicando sobre la uña, para añadirle nutrición y fuerza, en días alternos, durante al menos dos meses.

Maribi Arnedo, de la firma Bio Sculpture, recomienda masajear regularmente las cutículas y uñas con movimientos circulares para que «crezcan de una manera sana y fuerte», además de realizar, en ocasiones, «envolturas hidratantes y nutritivas».

«Las manos necesitan una rutina diaria de higiene y cuidado especialmente en verano» para que aguanten bien las largas jornadas de playa o piscina como las que nos esperan o que ya disfrutamos, indica Jennifer Vázquez de la firma cosmética Orly. Cremas de guayaba y feijoa, o de papaya y pomelo, además de vainilla especiada y té blanco son las que recomiendan vinculadas a su línea Rich Renewal, en pack de tamaño bolsillo para tenerlas siempre a mano.

Mantener las cutículas sanas tiene una importancia especial, pues se encargan de evitar que bacterias y gérmenes entren en la uña. Por ello, es esencial tenerlas siempre hidratadas y, si las cuidamos, obtendremos unas uñas fuertes y sanas, apunta Vázquez, que recomienda que antes de aplicar la crema para manos, emplear un buen aceite para cutículas, como las lágrimas de argán de Orly.

Para cutículas y manos el aceite de semillas de cáñamo para hombres y mujeres es la propuesta de Sephora, nutritivo, con alto contenido en Omega 3 y Omega 6, además de múltiples proteínas, carotenos y minerales, indispensables para dar energía a las células cutáneas.

La manicura francesa sigue siendo un clásico en tendencia, un look natural para uñas, un referente cuando se quiere llevar las manos cuidadas, pero sin excesos, perfectas para cualquier ocasión.

Stefanía Ospina, especialista en el cuidado de manos de los centros Twentynails, apuesta por las formas redondas, ovaladas, cuadradas y estilo coffin, junto a manicuras preferiblemente naturales. «Los tonos neón y flúor, especialmente azules, amarillos y naranjas, una tendencia que es previsible incluso pasado el verano, mezclando glitters con mates», indica.

Pero no hay que olvidar que la temporada estival invita también al color y a la fantasía. La línea Gemini de Bio Sculpture apuesta por el amarillo, el fucsia o el berenjena, esmaltes con extractos vegetales como el aloe vera, limón y ginseng.

Los tonos dulces y delicados son por los que apuesta la firma norteamericana Orly donde predominan los colores azules, naranjas y amarillos con brillos o neón. Según explica Elmis Pacheco, representante de la firma, «uno de los tonos fundamentales será el Princess Blue, un azul eléctrico muy elegante» que recuerda que las colecciones de las firmas Valentino y Balenciaga ya han apostado por este maquillaje en sus últimas salidas en la pasarela.

La marca Chanel apuesta también por el azul y el verde menta radiante, sin renunciar a su clásico Rouge Noir.

Buscando impactar con una tonalidad verde oliva, la firma L’Orèal Paris apuesta esta temporada vareniega por tonos tan claros como el rosa palo, pasando también por el chicle para iluminar las manos de todas aquellas que apuesten por una manicura cuidada.

El verano es el momento en el que más tiempo tenemos para cuidar las manos, una época en la que las uñas se doblan y rompen con facilidad, consecuencia de una alimentación inadecuada que no favorece su dureza. Tampoco ayuda la arena de la playa, el cloro de las piscinas y la exposición al sol, la deshidratación está ahí, y si a ello añadimos ciertos hongos o afecciones específicas de la piel...

Para favorecer su crecimiento, la firma cosmética Masglo propone utilizar un cóctel de productos que les devolverán su cuerpo. Para empezar recomiendan emplear la Base Rosada Nutritiva, con propiedades reparadoras y humectantes a modo de tratamiento aplicando sobre la uña, para añadirle nutrición y fuerza, en días alternos, durante al menos dos meses.

Maribi Arnedo, de la firma Bio Sculpture, recomienda masajear regularmente las cutículas y uñas con movimientos circulares para que «crezcan de una manera sana y fuerte», además de realizar, en ocasiones, «envolturas hidratantes y nutritivas».

«Las manos necesitan una rutina diaria de higiene y cuidado especialmente en verano» para que aguanten bien las largas jornadas de playa o piscina como las que nos esperan o que ya disfrutamos, indica Jennifer Vázquez de la firma cosmética Orly. Cremas de guayaba y feijoa, o de papaya y pomelo, además de vainilla especiada y té blanco son las que recomiendan vinculadas a su línea Rich Renewal, en pack de tamaño bolsillo para tenerlas siempre a mano.

Mantener las cutículas sanas tiene una importancia especial, pues se encargan de evitar que bacterias y gérmenes entren en la uña. Por ello, es esencial tenerlas siempre hidratadas y, si las cuidamos, obtendremos unas uñas fuertes y sanas, apunta Vázquez, que recomienda que antes de aplicar la crema para manos, emplear un buen aceite para cutículas, como las lágrimas de argán de Orly.

Para cutículas y manos el aceite de semillas de cáñamo para hombres y mujeres es la propuesta de Sephora, nutritivo, con alto contenido en Omega 3 y Omega 6, además de múltiples proteínas, carotenos y minerales, indispensables para dar energía a las células cutáneas.

La manicura francesa sigue siendo un clásico en tendencia, un look natural para uñas, un referente cuando se quiere llevar las manos cuidadas, pero sin excesos, perfectas para cualquier ocasión.

Stefanía Ospina, especialista en el cuidado de manos de los centros Twentynails, apuesta por las formas redondas, ovaladas, cuadradas y estilo coffin, junto a manicuras preferiblemente naturales. «Los tonos neón y flúor, especialmente azules, amarillos y naranjas, una tendencia que es previsible incluso pasado el verano, mezclando glitters con mates», indica.

Pero no hay que olvidar que la temporada estival invita también al color y a la fantasía. La línea Gemini de Bio Sculpture apuesta por el amarillo, el fucsia o el berenjena, esmaltes con extractos vegetales como el aloe vera, limón y ginseng.

Los tonos dulces y delicados son por los que apuesta la firma norteamericana Orly donde predominan los colores azules, naranjas y amarillos con brillos o neón. Según explica Elmis Pacheco, representante de la firma, «uno de los tonos fundamentales será el Princess Blue, un azul eléctrico muy elegante» que recuerda que las colecciones de las firmas Valentino y Balenciaga ya han apostado por este maquillaje en sus últimas salidas en la pasarela.

La marca Chanel apuesta también por el azul y el verde menta radiante, sin renunciar a su clásico Rouge Noir.

Buscando impactar con una tonalidad verde oliva, la firma L’Orèal Paris apuesta esta temporada vareniega por tonos tan claros como el rosa palo, pasando también por el chicle para iluminar las manos de todas aquellas que apuesten por una manicura cuidada.