Manchas, veneno en la piel

10/10/2019

Según un estudio de los laboratorios Ducray, más de un 90 por ciento de las mujeres de más de 50 años la padecen. La dermatóloga Natalia Seguí explica que hay que diferenciar dos tipos de manchas, pues “se tratan de manera diferente.

Por un lado están los lentigos, “las típicas manchas redondeadas de color marrón”, están presentes en la cara, manos y escote, principalmente, pero pueden aparecer “en todo el cuerpo y son consecuencia de la edad y el sol”.

ETIQUETAS:
Carga genética

La carga genética tiene mucho que ver con su aparición, pero la dermatóloga de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) indica que las pieles claras, y las personas con ojos y pelo claro tienen más tendencia a quemarse y a producir lentigos.

La causa de este tipo de manchas es el “exposoma”, explica Seguí. “Cada día nos exponemos a múltiples de factores que producen manchas. El principal es el sol, pero hay otros como el tabaco, alcohol y contaminación”.

La dermatóloga asegura que el factor que más podemos controlar el uso de protección solar a diario.

El protector solar se tiene que aplicar cada día para evitar la oxidación celular, la liberación de radicales libres y el daño celular.

Según la doctora, los peelings o el láser son tratamientos efectivos para este tipo de manchas. “Las cremas despigmentantes pueden aclarar el lentigo, pero no lo eliminan en su totalidad”, indica.

El otro tipo de manchas se denomina melasma o cloasma y se produce normalmente en mujeres y su principal factor desencadenante son las hormonas femeninas que cuando se unen al melanocito producen melanina.

“Las manchas son difusas en mejillas, frente y labio superior. Aparecen durante el embarazo y también al tomar pastillas anticonceptivas”.

Aunque muchas pacientes no están embarazadas ni toman hormonas, les aparecen estas manchas “porque sus melanocitos tienen muchos receptores para estrógenos”. Y, al contrario que los lentigos, estas aparecen más en pacientes de piel más oscura.

En este caso, la recomendación de tratamiento de la especialista son los peelings o el láser IPL, pero con unas energías más bajas y parámetros diferentes “`para no provocar un efecto rebote”.

Cremas despigmentantes

Y aquí, “las cremas despigmentantes sí que tienen sentido porque el paciente necesita tratamiento diario para que la mancha no reaparezca”, la enfermedad no se cura, pero “sí se puede mejorar y lo hará si el paciente se implica y utiliza un buen protector solar y tratamientos tópicos especializados”.

Los laboratorios Ducray son los creadores de la gama Melascreeen para corregir las manchas, favorecer la firmeza y redensificar la piel con fórmulas que contienen activos dermatológicos de referencia como el ácido azelaico, B-White, ácido glicólico, ácido hialurónico y vitaminas C y E.

El ácido azelaico neutraliza los radicales libres, limitando así la activación de la melanogénesis por estos últimos, en los melanocitos hiperactivos, mientras que el B-White es un nuevo activo anti-manchas.

Joaquín Pinar, responsable de la firma cosmética suiza Wherteimar en Iberia, apuesta por una gama rica en extractos florales, proteínas lácteas y regeneradores activos para ofrecer un tono uniforme y proteger la piel, que “difumina las manchas y las aclara de manera gradual”. Una crema despigmentante que actúa desde las capas más superficiales, hasta “el interior del melanocito, explica.

Procedente de la isla Jeju Jori de Corea del Sur, llega el extracto de bambú del mismo nombre, extracto de flor de margarita y pigmentos reflectores que componen la crema dermocosmética antimanchas de la firma cosmética Skintsugi

Las doctoras Sofía Cueto y Mar Mira, de la clínica Mira+Cueto, las manchas en el rostro ocupan el segundo lugar de inquietud entre las milenials, quienes indican, que según el tratamiento proponen microporación combinada con led, peelings químicos y terapia láser o ILP.

La esteticista Carmen Navarro confía en la filosofía desarrollada por el instituto francés Estherderm, pionero en investigación sobre bioecología cutánea, para disfrutar de un “bronceado de forma segura y duradera y evitar las manchas solares, gracias a mecanismos de defensa naturales de la piel”.

Mientras que Montibello propone un antiaging y fotoprotectora de acción blanqueante que elimina “progresivamente el exceso de melanina, minimizando las manchas con encapsulado mediante tecnología supramolecular”, apuntan desde los especialista de la firma.