Antonio David durante la entrevista con Javi Oloveira y Juanjo Blog. / r.c

Antonio David reaparece y califica de «terrorismo mediático» el documental de Rocío Carrasco

El excolaborador de televisión charla con los youtubers Javi Oliveira y Juanjo Vlog

JOAQUINA DUEÑAS Madrid

Desde que comenzara la emisión de 'Rocío, contar la verdad para seguir viva', la imagen pública de Antonio David Flores cayó en picado y, además de perder el trabajo, perdió cualquier oportunidad de réplica en la cadena que hasta entonces había sido su casa televisiva. Aunque al principio hizo alguna declaración pública ante las pregunta de los reporteros, en poco tiempo pasó al más absoluto ostracismo y solo lo hemos vuelto a ver en la despedida a la que fuera su amiga y compañera, Mila Ximénez. Ahora, ha decidido hablar y lo ha hecho junto a dos conocidos youtubers, Javi Oliveira y Juanjo Vlog, con 392.000 y algo más de 420.000 suscriptores respectivamente. Una entrevista en exclusiva en la que el exmarido de Rocío Carrasco no ha dudado en calificar de «terrorismo mediático» lo que ha vivido.

Antonio David denunció en ese encuentro digital «meses de linchamiento» y afeó el comportamiento de la productora La Fábrica de la Tele al mantenerlo en plantilla hasta el último momento. «Mi representante me explica la situación y me dice que hay algún problema y que no sabía si iba a ir ese día o al siguiente. Yo sigo a la espera de poder ir a trabajar y me encuentro que me despiden en televisión. Me enteré cinco minutos antes que todos vosotros que no estaba en el programa», explicó. Después de saber que el documental sobre su exmujer se había estado grabando durante meses extiende la sobra de la duda sobre las auténticas razones de su final televisivo. «Tanto Rocío como Fidel tenían denunciados a directores de la Fábrica de la Tele y periodistas y colaboradores, no sé cuántas demandas había puestas, pero había un montonazo», recordó.

«Utilizan la justicia»

En ese sentido, aseguró que «te das cuenta de que al final, utilizan la justicia como un negocio, porque con esa presión judicial encima, intentando amordazarlos y coartar su libertad de expresión terminan negociando la retirada de esas demandas». Porque, para el exguardi civil, lo que ha pasado con él ha sido un auténtico «linchamiento». «Se me ha defenestrado, se me ha despedido públicamente, se me ha destrozado la vida, se me ha señalado públicamente ante todo un país», afirmó aunque agradeció que hubiera gente que «estaba viendo que detrás de toda esta denuncia pública de violencia de género había un negocio, una venganza personal, una intención de destruir a una familia y a una persona».

Algo que, a tenor de sus declaraciones, habrían conseguido en cierto modo ya que según indicó, ha vivido momentos «muy malos y muy difíciles», que además, no solo le están afectando a él, sino que han salpicado a toda su familia, incluyendo a sus hijos. Especialmente duro ha sido verse señalado como maltratador en unos carteles pegados en su propio barrio como consecuencia de las declaraciones de su exmujer. «El daño que se me ha hecho es irreparable. El daño que se le ha hecho a mi familia no tiene nombre», aseguró. «Han provocado un odio hacia mí y hacia mi familia que lo he sufrido en mis carnes. ¿En qué cabeza cabe convertir a una persona que ni siquiera ha sido juzgada por violencia de género en culpable?», se preguntó en una charla de más de tres horas en la que también reconoció que está teniendo apoyos: «La gente ha hecho que tuviera fuerza para darme cuenta de que hay que seguir peleando a pesar de no tener ninguna gana».

Ahora queda por ver la deriva de los acontecimientos cuando su mujer, Olga Moreno, regrese de Honduras, país en el que está participando en el programa 'Supervivientes' y descubra todo lo que ha sucedido en su ausencia ya que ella partió recién arrancado el programa que recogía las confesiones de la hija de Rocío Jurado y no ha tenido oportunidad de ver lo que ha dicho sobre su marido, pero también sobre ella.