Imagen de archivo de inmigrantes en el muelle de Arguineguín. / Arcadio Suárez

Varios positivos obligan a suspender el vuelo de repatriación a Senegal

La Delegación del Gobierno asegura que lo importante es la reactivación de los mecanismos con los países africanos

Ingrid Ortiz Viera
INGRID ORTIZ VIERA Las Palmas de Gran Canaria

El Ministerio del Interior se vio obligado ayer a suspender el vuelo de repatriación previsto a Senegal para repatriar a inmigrantes llegados en patera a las islas. El motivo, según fuentes de la Policía Nacional, ha sido la presencia de varios positivos de covid-19, que impedían realizar el traslado con las garantías necesarias para los viajeros como para los agentes que los acompañaban. De momento, se desconoce si están relacionados directamente con el brote registrado a principios de febrero en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Hoya Fría, en Tenerife, que forzó a poner en cuarentena a los afectados, incluyendo a sus internos senegaleses con órdenes de devolución pendientes.

Originalmente, estaba previsto que el vuelo, procedente de Madrid, aterrizara a las 20.35 horas en Tenerife para el embarco de los pasajeros, con el propósito de despegar hacia Dakar a las 21.35 horas. Según los informes que publica periódicamente el Defensor del Pueblo, no se efectuaban vuelos de devolución de inmigrantes a Senegal desde Canarias desde diciembre de 2018.

En concreto, ese año España fletó a ese país, en coordinación con Frontex, al menos cuatro vuelos de deportación de inmigrantes llegados de forma irregular, tres desde Tenerife y uno desde Gran Canaria, en los que fueron expulsadas 150 personas.

El Delegado del Gobierno, Anselmo Pestana, que ha rehusado hacer declaraciones, destacó que «en cualquier caso, lo positivo es que se están recuperando las repatriaciones con los países y eso es parte de la complejidad de la migración», refiriéndose también a la reactivación de los mecanismos con Mauritania y Marruecos a finales del pasado año. «El vuelo saldrá un día u otro».