Ängel Víctor Torres y Pedro Sánchez, en un momento de la reunión este lunes. / Twitter Presidencia del Gobierno

Torres saca pecho de la afinidad con el Gobierno central

El presidente autonómico hizo balance político de los asuntos conseguidos tras la reunión con Sánchez en Lanzarote

Ingrid Ortiz Viera
INGRID ORTIZ VIERA Las Palmas de Gran Canaria

El presidente autonómico, Ángel Víctor Torres, aprovechó la ocasión de su visita a Lanzarote para hacer balance político y dar cuenta de algunos de los asuntos conseguidos en el archipiélago gracias al buen entendimiento con el Gobierno de Pedro Sánchez.

En primer lugar, valoró positivamente la firma de la comisión mixta y bilateral de las relaciones Canarias-Estado, que no se celebraba desde hacía doce años. Una muestra de los que, a su juicio, «han apostado por el autogobierno y las transferencias de competencias y quienes no». Entre los éxitos cosechados, la transferencia de costas, que se hará efectiva a partir del 1 de enero del próximo año. «Hemos querido hacerlo con cabeza y de manera armónica», añadió Torres.

También destacó en materia económica el aumento del techo de gasto para la comunidad autónoma en casi un 11 %, lo que permitirá incrementar el presupuesto hasta superar los 10.000 millones de euros.

El presidente regional aseguró que Canarias está en un momento de «fortaleza económica», si bien reconoció el dato negativo del desempleo registrado en julio. Atribuye parte de ese contexto al paro de unos 10.000 docentes que regresarán al trabajo en septiembre, con el curso escolar, y compensará las 1.200 personas de más registradas el mes pasado. El aumento de contratos firmados o la contratación indefinida respaldan su argumentario.

Sobre las medidas inflacionistas del Estado, en especial las referidas al ahorro energético. «Tenemos que tomar decisiones ahora para prevenir en el futuro. El ahorro es imprescindible y no abogamos en ningún caso por derogar el decreto ley, que es necesario, urgente y sujeto a mejoras», ha reflexionado Torres.

El atasco del convenio de carreteras

Torres sacó pecho de haber resuelto las cuantías pendientes del convenio de carreteras y respondió a las críticas del PP, «los responsables de este desaguisado» y a las de CC, cuya moficación del decreto suponía «complejidad jurídica».

Así, afirmó que los 200 millones que faltan de la obra ejecutada en los presupuestos de 2023 pasarán ingresarse en los presupuestos de la comunidad autónoma para cualquier tipo de gasto, mientras que los 404 millones de la obra no ejecutada se incluirán en una adenda que ya tiene los parabienes políticos y esperan llevar en breve al Consejo de Gobierno.

Inmigración, una asignatura pendiente

El asunto de los menores migrantes no acompañados sigue siendo una lucha pendiente de librar. El acuerdo para trasladar a 600 hasta otras comunidades autónomas entre este año y el que viene para aliviar la presión en Canarias, que tutela alrededor de 2.400, supone un paso adelante. Sin embargo, Torres aún reclama un cambio de ley para regular ese reparto de manera equitativa y corresponsable.

«No estamos contentos con ese número», afirmó el presidente autonómico. «El objetivo es que las Cortes cambien la ley para que el peso no recaiga cmo hasta ahora en las regiones fronterizas, que son fundamentalmente Canarias, Ceuta y Melilla».

Con todo, Torres reconoce que hay una relativa «normalización» de los flujos migratorios en los último meses y confía en que haya nuevos acuerdos en el futuro.