El presidente del Gobierno regional, Ángel Víctor Torres, ayer en el pleno. / EFE

Torres rechaza bajar impuestos para mitigar los efectos económicos de la guerra en Ucrania

La oposición reclama al Gobierno regional que adopte medidas urgentes para anticiparse a unas consecuencias que podrían agravarse

Ingrid Ortiz Viera
INGRID ORTIZ VIERA Las Palmas de Gran Canaria

Los riesgos del conflicto ucraniano continúan amenazando a las economías europeas y, de forma indirecta, también a la canaria. Mientras la subida de la inflación ya está afectando a los precios de la luz, el combustible y algunos productos básicos de la cesta de la compra, la oposición reclama medidas urgentes para evitar que las empresas y las familias isleñas pierdan poder adquisitivo.

Tanto Coalición Canaria (CC) como Partido Popular (PP) señalaron ayer en el Parlamento la falta de agilidad del Gobierno de Torres. La propuesta principal de ambas organizaciones pasa por una bajada de impuestos a la que el presidente canario se opone al considerar que pone en riesgo el Estado de Bienestar.

A su juicio, el objetivo primordial era el de salvar las vidas de los cuatro canarios que se encontraban en Ucrania en el momento del estallido del conflicto, de los que solo queda uno por cruzar a una frontera segura. «Junto a ello hay muchas medidas que se pueden tomar, desde el endeudamiento a la reordenación de los fondos europeos, pero preservando los recursos suficientes para seguir teniendo unos servicios públicos ejemplares», señaló Torres.

Frente a estas declaraciones, el diputado nacionalista Pablo Rodríguez le afeó que se limitara a ser un «comentarista» y que su Gobierno no se anticipara a unas consecuencias que podrían agravarse en pocos meses. «El Estado del Bienestar ya está siendo afectado en la medida en que hay un incremento de los precios y la gente tiene una renta menor -sentenció-. Usted lidera un Ejecutivo y tiene que tomar decisiones, no puede esperar».

Populares y nacionalistas advierten de los riesgos para las familias y empresas de la subida de la luz, el combustible y la lista de la compra

En la misma línea se pronunció la popular Australia Navarro, que insistió en el «reto inalcanzable» que supone afrontar los sobrecostes para las familias y empresas. A su juicio, los signos de recuperación de los que alardea el Gobierno no son tales y propone articular un tipo de «cláusula antiinflación» en el tramo autonómico del IRPF o bajar los impuestos como respuesta.

De nuevo, los argumentos de la oposición fueron calificados de «facilones» por parte del vicepresidente y consejero de Hacienda, Román Rodríguez, quien hizo énfasis en que la escala mundial de la crisis a la que se enfrenta Europa. «Ni siquiera Estados Unidos, esa pequeña potencia, ha conseguido encauzar el problema de la inflación», recalcó.

Rodríguez reconoció que Canarias deberá tomar medidas relevantes pero aboga, más bien, por m oderar salarios y beneficios en contra de un «capitalismo salvaje» que solo beneficia a los más poderosos. También apuesta por intervenir en el mercado energético y, en concreto, se ha referido a sacar el gas del precio de la energía.

En cualquier caso, el Gobierno, que se mueve en tres posibles escenarios, espera a ver cuál será el verdadero impacto de la guerra antes de tomar decisiones concretas. Así lo reconoció también en la jornada anterior tras una reunión con el Consejo Asesor. La primera de varias que se irán convocando en función de cómo se desarrollen los acontecimientos, según han señalado.

Desde CC también quisieron tender la mano al Ejecutivo de Torres y pidieron convocar a los grupos de la oposición, a través del Plan Reactiva, para trabajar en las medidas de manera conjuntas. «Por supuesto que lo haremos, pero habrá que ser coherentes con lo que se pide», advirtió Torres. El vicepresidente, por su parte, retó al PP a apoyar a las propuestas del Gobierno.