Torres, contra la pobreza

Almudena Sánchez
ALMUDENA SÁNCHEZ

El nuevo presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, insistió ayer, en su toma de posesión, en que «no cabe rendirse» ante el 35% de la población canaria que se encuentra en riesgo de exclusión social y pobreza.

«Hace unos días -recordó- me presenté ante el Parlamento de Canarias con el mensaje claro de que otra Canarias es posible y además, necesaria». Apuntó la petición que formuló ante los 70 diputados para «juntos, dar la vuelta a una situación en la que los pilares del estado del bienestar están heridos». Ayer, añadió a la «sociedad civil en este difícil pero inexcusable reto» de la que requirió su «complicidad».

Representantes de esa sociedad civil acudieron a su toma de posesión por primera vez, a través de numerosas organizaciones como las plataformas del Tercer Sector, la del 5% del PIB para la Educación, la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública, así como grupos ecologistas, feministas y la Asociación para la Memoria Histórica.

Ángel Víctor Torres implicó también a su inminente equipo de gobierno en la tarea dirigida a que «las oportunidades de progreso para el conjunto de los canarios y las canarias lleguen a todos, y no queden secuestradas en pocas manos poderosas»; «lo compartimos los cuatro partidos y los cuatro sabemos que ésa es la prioridad», enfatizó.

Del mismo modo, el presidente del Gobierno apeló, en presencia del ministro en funciones de Fomento, a ejercer el gobierno que defienda con «firmeza» el interés general, con la «fuerza de los argumentos y no desde la debilidad del ruido. Hagámoslo alto y claro -reiteró ante la mirada de su antecesor en el cargo, Fernando Clavijo-, pero no gritando. Desde la lealtad institucional y desde la búsqueda de un bien común».

Torres expresó su pretensión de aumentar el autogobierno «con la histórica fortaleza que nos da el nuevo Estatuto de Autonomía y el REF». Advirtió que el cumplimiento de ambas leyes será «nuestra obligación, en idéntica medida a la férrea exigencia en su respeto por parte del resto de las Administraciones, Europa, Gobierno del Estado e incluso hasta la última corporación local de nuestra tierra», señaló.