Todo el presupuesto canario se vuelca en la lucha contra el virus

20/03/2020

El Gobierno de Canarias ha reclamado a Madrid y a la Unión Europea poder disponer del superávit de 2019 -en torno a 300 millones- y de 2020 y que se le permita endeudarse «lo máximo posible», además de contar con los 500 millones del convenio de carreteras pendientes de transferir por parte del Estado

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, afirmó ayer que todo el presupuesto de la comunidad autónoma de 2020 «está destinado a la situación de emergencia» para luchar contra el coronavirus y paliar las consecuencias de la pandemia. El presidente compareció en una rueda de prensa telemática después del Consejo de Gobierno en el que se aprobaron medidas para abordar la crisis sanitaria y social.

Al respecto, indicó el jefe del Ejecutivo canario que las cuentas aprobadas el pasado 23 de diciembre por el Parlamento regional «no tiene nada que ver con el actual» y por eso, «todas las partidas estarán destinadas a derechos sociales, a atender a los más vulnerables en esta crisis y se dedicará mayor volumen a la sanidad».

Además, insistió el presidente que seguirá demandando al Gobierno central y a la Unión Europea poder utilizar el superávit y tener mayor capacidad de deuda. Al respecto, indicó que ya se ha planteado a Madrid poder utilizar el superávit de 2019, que son algo menos de 300 millones, a afrontar la crisis sanitaria del coronavirus, que se permita a la comunidad autónoma endeudarse por otros 300 millones con cargo al superávit estimado para este ejercicio de 2020 y que se transfieran al Gobierno de Canarias los 500 millones pendientes del convenio de carreteras. Agregó que «sería magnífico que pudiéramos utilizar el superávit de 2019 y los fondos de carreteras, pero sobre todo que podamos endeudarnos».

Hizo hincapié el presidente Torres en que, «ante la envergadura de la situación que estamos viviendo, hemos requerido a Madrid y a la Unión Europea que se nos permita endeudarnos lo máximo posible» y que «haya liquidez porque son cientos de millones los necesarios» para afrontar esta crisis derivada de la pandemia del Covid-19.

Por otro lado, y teniendo en cuenta la evolución de la emergencia sanitaria y la previsión de un «posible repunte» en los próximos días del número de afectados por el coronavirus, el Consejo de Gobierno aprobó ayer una propuesta de «reorganización y reforzamiento» del área sanitaria. Para ello, se ha creado un comité de gestión, que estará presidido por el titular del Ejecutivo o el vicepresidente, Román Rodríguez, si fuera necesario. Formarán parte de este equipo, además, los consejeros de Sanidad, Teresa Cruz, y Transportes, Sebastián Franquis, y se sumará, en caso de que sea preciso, el titular de Administraciones Públicas, Julio Pérez.

También se han constituido otros dos comités en las áreas de economía y de derechos sociales. Tal como explicó Torres después del Consejo, «esta reorganización está encaminada a contar con los mayores recursos humanos y de conocimiento para enfrentarnos con responsabilidad a esta situación de emergencia y buscar vías para contener el virus».

El presidente del Gobierno de Canarias anunció que el próximo domingo volverá a mantener un encuentro telemático con el presidente del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, y el resto de titulares de las comunidades autónomas para analizar la evolución de la situación de emergencia y, analizar e implementar las medidas adoptadas en los últimos días.

Además, Ángel Víctor Torres ya ha convocado para nuevas reuniones que se llevarán a cabo el próximo lunes al consejo asesor del presidente -del que forman parte sindicatos y empresarios-, a la Federación Canaria de Islas (Fecai), la Federación Canaria de Municipios (Fecam) y a los grupos parlamentarios para, tal como hizo la semana pasada, informarles tanto del estado de la situación de emergencia como de las medidas puesta en marcha desde el Ejecutivo y recibir sus aportaciones.

Aplazamiento del IGIC.
El Consejo de Gobierno aprobó ayer aplazar el cobro del Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) hasta el próximo uno de junio, lo que permitirá «inyectar» a la economía regional en torno a 600 millones de euros, según indicó el presidente, Ángel Víctor Torres, en la comparencia que tuvo lugar después de la reunión. Esta orden fue firmada ayer mismo por el consejero de Hacienda y vicepresidente del Gobierno, Román Rodríguez, y el objetivo es que «todos se puedan beneficiar con este aplazamiento», que supone que las administraciones públicas canarias incorporan 600 millones a la actividad del Archipiélago.

Es una de las medidas económicas adoptadas ayer por el Ejecutivo, entre las que figura también la implementación de un 30%, por parte de la comunidad autónoma, de las ayudas a los autónomos. El real decreto-ley aprobado por el Consejo de Ministros contempla un 70% en caso de que cesen en su actividad. De esta manera, podrán disponer de «lo que podría llamarse el paro de los autónomos» ya que alcanzaría el 100% del complemento, según señaló Torres.

También dio luz verde ayer el Consejo a un suplemento de crédito de veinte millones de euros para el Servicio Canario de Salud, con el objetivo de hacer frente a la situación del coronavirus «exclusivamente». Esta partida es «ampliable en caso necesario, que seguro que lo será», dijo el presidente.

Para hacer frente al aluvión de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que se están notificando, el Gobierno ha dispuesto medidas para «agilizar» los procedimientos y que los expedientes puedan ser respondidos en cinco días -a iniciativa del Gobierno de Canarias- dada la causa de «fuerza mayor». Así, los trabajadores pueden cobrar cuanto antes -y aunque no hayan cotizado los suficiente- ya que, en situaciones normales, la prestación no se cobra hasta que acaba la negociación.

Además, el tiempo que estén cobrando en esta situación de emergencia no restará plazos para un posterior escenario de despido de un trabajador. Otra de las novedades registradas respecto a los ERTE es que han quedado suspendidas las negociaciones con los sindicatos y se establece solo la comunicación por parte de la empresa.

Insistió Ángel Víctor Torres en la comparecencia después del Consejo de Gobierno en la importancia de que estos expedientes que se presentan sean «temporales» y los trabajadores puedan reincorporarse a su puesto de trabajo una vez superada la alerta sanitaria de tal manera que se proteja el empleo.