Un momento de la concentración en la Plaza de la Feria.. / Juan Carlos Alonso

Protesta contra Sánchez por su «traición» al pueblo saharaui

La concentración reunió a medio millar de personas ante la Delegación del Gobierno de España en Canarias

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Las Palmas de Gran Canaria

Una concentración convocada por seis colectivos canarios de apoyo al pueblo saharaui protestó este sábado por la mañana frente a la sede de la Delegación del Gobierno de España en Canarias por lo que entienden que ha sido una «traición» del presidente Pedro Sánchez al aceptar el plan marroquí de una autonomía para el Sáhara Occidental.

Una gigantesca pancarta con el lema 'Pedro Sánchez traiciona al pueblo saharaui' presidió la concentración, que reunió en la plaza de la Feria a medio millar de personas. Entre los asistentes hubo figuras destacadas de la política regional como el vicepresidente y consejero de Hacienda del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, líder regional de NC; el consejero de Solidaridad del Cabildo y reconocido defensor de la causa saharaui, Carmelo Ramírez; el diputado nacional por NC, Pedro Quevedo; otros consejeros insulares como Inés Miranda o Pedro Justo, el alcalde de Santa Lucía de Tirajana, Francisco Garcia, varios ediles de municipios, como Javier Doreste, de la capital, y otras muchas personas de la cultura y el movimiento social en Canarias.

Además, hubo bastante presencia de la propia comunidad saharaui radicada en Gran Canaria. Entre ellos estaba Lehbib Hamedhe, más conocido como Javi, que lleva 48 años en la isla y que mostraba ayer una foto de cuando coincidió con Felipe González en Tinduf y que luego también les dio la espalda. Una inmensa bandera de la República Árabe Saharaui Democrática estaba tendida sobre una de las praderas de césped de esta icónica plaza.

Fue una concentración pacífica en la que no faltaron las consignas por la autodeterminación del pueblo saharaui y de apoyo al Frente Polisario, aunque predominaron las que reprochaban al presidente español su cambio de postura. 'Sánchez, escucha, el Sáhara está en la lucha'. Varias veces interrumpieron a los que intervinieron en el acto con aplausos y lemas cantados a coro.

El adjunto al delegado del Frente Polisario en Canarias, Mohamed Said, mostró su agradecimiento por la solidaridad recibida ahora «que nuevamente el pueblo saharaui ha sido víctima de una traición», como recordó que ya pasó con otros mandatarios como González y Zapatero. Reprochó a Sánchez que con su gesto se ha saltado la legalidad internacional y varios pronunciamientos de altos tribunales.

El sentido de sus palabras fue ratificado al final de la concentración con la lectura de un manifiesto a cargo del periodista Antonio Betancor, un contundente texto en el que se subraya que esta decisión de Pedro Sánchez implica que el Gobierno de España «da cobertura legal a las violaciones de los derechos humanos denunciadas por diferentes organizaciones internacionales y al expolio de sus recursos».

Said distinguió muy bien entre el Gobierno de España y su presidente en la medida en que entiende que no todos los que están en el Consejo de Ministros comparten el viraje que acaba de darle a la posición de España respecto al conflicto del Sáhara Occidental. Y fue Sánchez el que estuvo también muy presente en la primera intervención de la mañana, la del presidente de la Asociación Canaria de Solidaridad con el Pueblo Saharaui, Octavio Melián, quien recordó una visita que el hoy presidente español hizo a los campamentos de refugiados de Tinduf. «Quiero no prometeros algo, sino comprometerme con la historia; nuestro partido estará con vosotros hasta la victoria final». Esto fue lo que les dijo. «Poco le duró el sentido de la historia y tiempo le faltó para traicionar por primera vez el pueblo saharaui», le reprochó ayer Melián. «La cobardía del señor Sánchez ante el sátrapa rey de Marruecos no va a mermar lo más mínimo el deseo de autodeterminación del pueblo saharaui, bien mediante un referéndum o con la guerra justa».

La protesta acabó poco después de las doce del mediodía, momento en que algunos de los manifestantes encendieron algunas bengalas que motivaron una llamada de atención por parte de la Policía Nacional y su exigencia de que fueran apagadas y apartadas de la multitud.

«El inicio de una acción de movilización social»

«Este es el inicio de una acción de movilización social de todo el movimiento solidario con el Sáhara en todo el Estado», apuntó este sábado Carmelo Ramírez. Se inició en Madrid, Tenerife y Gran Canaria, pero avanzó que a partir de ahora se van a celebrar manifestaciones en todas las ciudades españolas. Se mostró muy crítico con Sánchez y subrayó que la carta «indigna» que este remitió al rey de Marruecos no representa al Gobierno. «La solución no es la autonomía porque eso vulnera los derechos del pueblo saharaui».