Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 3 de marzo
El portavoz parlamentario del Grupo Socialista, Sebastián Franquis. c7
El PSOE teme que «el doble lenguaje» del Gobierno perjudique a Canarias

El PSOE teme que «el doble lenguaje» del Gobierno perjudique a Canarias

En un balance de los seis meses del pacto CC-PP, Franquis critica la línea de «confrontación con Madrid» a la vez que se desatiende los problemas sociales de las islas

B. Hernández

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 6 de enero 2024, 23:59

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Los «temores» del Partido Socialista cuando se selló el nuevo Ejecutivo de Canarias liderado por Coalición Canaria (CC) y Partido Popular (PP) se están cumpliendo: se constata que uno de los ejes de su estrategia pasa por la «deslealtad y la crispación» contra el Gobierno del Estado, a la vez que «desatienden los problemas de los ciudadanos de las islas».

Estas son dos de las principales conclusiones que el portavoz del Grupo Socialista en el Parlamento autonómico, Sebastián Franquis, saca de los primeros seis meses de la gestión del Gobierno presidido por Fernando Clavijo.

Entiende que esas líneas responden al «doble lenguaje» que han de mantener los socios para atender a los acuerdos cerrados en Canarias y en Madrid, además de los intereses de partido del PP que pueden acabar «torpedeando» los intereses de la comunidad autónoma.

A juicio del dirigente del PSOE, el trabajo que está desarrollando el Gobierno «es una copia» del anterior Gabinete nacionalista, que se dedicó a fijar «una estrategia de confrontación con Madrid, que es donde se encuentran cómodos» y a «desatender y a tener absoluta pasividad» ante los problemas sociales de los canarios «como están demostrando».

Contradicciones

Para Franquis, el pacto entre nacionalistas y populares es «contradictorio» con el que CC cerró en Madrid para apoyar la investidura de Pedro Sánchez a cambio del compromiso de cumplir con la agenda canaria.

Valora como «fundamental» que exista una política de diálogo y colaboración con el Estado y denunciar si no existe, «pero no al revés, estar permanentemente quejándose de todo sin poner alternativas sobre la mesa».

En este sentido, entiende que el acuerdo alcanzado en torno a la agenda canaria «es un buen camino» pero insiste en que su formación política está «preocupada» por que «se hagan un discurso aquí y otro en Madrid» atendiendo a la composición del pacto porque los intereses de Canarias se pueden ver perjudicados.

Destaca al respecto la posición del PP respecto a la regla de gasto y a los próximos presupuestos «que deben cumplir con la agenda canaria» y prevé que «habrá contradicciones del propio Gobierno».

Hace referencia a la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), que en su opinión planteó propuestas beneficiosas para Canarias, «pero la consejera de Hacienda se opone a la regla de gasto -que puede paralizar el presupuesto- utilizando estrategias del PP, lo que pone en peligro los intereses de la comunidad autónoma».

Y no solo en este asunto. También hace referencia a las modificaciones de la Ley del Menor, que reclama Canarias, «en la que podrían salir las contradicciones entre lo que se vota en Canarias y en el Congreso de los Diputados».

Tercera insularidad

El PSOE también critica en este balance del primer semestre del Gobierno «su falta de ambición en la forma de entender Canarias». El principal partido del Parlamento ve con «preocupación» la creación de una «tercera insularidad» al rechazar medidas para facilitar la vida en algunas islas.

Como ejemplo, Franquis valora que se hayan adoptado propuestas para reducir elprecio del combustible en las Islas Verdes, pero rechaza que esta iniciativa no se traslade a Fuerteventura y Lanzarote «que tienen la misma dificultad, el encarecimiento del precio del combustible en relación de las islas capitalinas».

Asimismo, insistió en lo que considera uno de los grandes errores del pacto, que es el incremento de la estructura del Gobierno «que ha pasado a ser el más caro en la historia de Canarias, con un 30% más de gasto». Esta subida, dice, «no tiene nada que ver con la eficacia en la gestión» y solo tiene como objetivo atender a los diferentes partidos que apoyan al Gobierno.

«No se atienden las prioridades»

El trabajo de Gobierno y la forma de entender Canarias se demuestran con los presupuestos que elaboran, y en el caso del Ejecutivo de Fernando Clavijo «evidencian que entre sus prioridades no está la mejora de la vida de la mayoría de los canarios».

El dirigente socialista, Sebastián Franquis, hace esta consideración sobre la gestión del Gobierno para insistir en que las cuentas para 2024 han venido a «frenar o hacer retroceder» avances que se habían logrado en la anterior legislatura, sobre todo las que tienen que ver con materia social.

En este sentido, insiste en que el pacto liderado por Coalición Canaria sí ha cumplido su compromiso de aprobar «la amnistía fiscal a los más ricos» -la eliminación del impuesto de sucesiones-, una medida que afecta en torno a 6.600 personas en las islas según los datos que maneja el Partido Socialista -el 0,3% de la población- y que suponen «menos de los seguidores que tiene el presidente en redes sociales», apostilla Franquis.

Además, y aunque entiende que es «una buena noticia para los servicios públicos», critica que el Gobierno no haya sido capaz de cumplir con su gran promesa electoral de proceder a una rebaja fiscal para este año.

Considera que el crecimiento presupuestario de 1.121 millones ofrecía margen para hacerlo «aunque los socios están vendiendo que es imposible con el argumento de que deben destinar los ingresos a pagar deuda y no gasto corriente».

Por su parte, el PSOE considera que «Canarias no tiene la posibilidad en este momento de mantener la calidad de los servicios públicos actuales con una rebaja fiscal como la que planteaba la coalición de centro-derecha».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios