Torres junto a Vidina. / efe

El PSOE rompe la unidad del pacto en una iniciativa de Vidina Espino sobre RTVC

La diputada afín a CC pidió reactivar la ponencia del mandato marco

CANARIAS7 Santa Cruz de Tenerife

La portavoz del Grupo Mixto en el Parlamento, Vidina Espino, anunció ayer que había «logrado que se designe la ponencia para la aprobación del mandato marco» del ente Radiotelevisión Canaria (RTVC). «Esto significa que, por fin, se cumple con la ley que permitirá dar estabilidad en sus empleos a los trabajadores subrogados y que se decida, de una vez, el modelo de la televisión pública», agrega la parlamentaria que, en la práctica, vota junto a Coalición Canaria.

Apoyo socialista

Vidina Espino planteó nuevamente en la Junta de Portavoces del Parlamento que se crease una ponencia para aprobar el mandato marco. Esa iniciativa salió adelante gracias, sobre todo , a los votos del Partido Socialista. De los cuatro integrantes del Pacto de las Flores, solo Nueva Canarias se posicionó en contra, poniendo de relieve las «deficiencias» del informe de la Audiencia de Cuentas sobre el coste de una gestión cien por cien pública.

En la última comisión parlamentaria celebrada sobre la televisión canaria, Espino señaló que si se aprueba el mandato marco y se decide ir a un modelo totalmente público, «se tendría que paralizar el concurso de los 58 millones de euros que ya está en marcha para la adjudicación de los equipos e instalaciones de la televisión».

En esa comisión, los tres partidos del pacto regional que ayer secundaron la iniciativa de Vidina Espino dieron por buenas las explicaciones del administrador único, Francisco Moreno, solo los pasos que estaba dando para esas licitaciones a partir del decreto aprobado por el Gobierno que preside Ángel Víctor Torres, un decreto que fue convalidado en votación en el Parlamento. Así las cosas, el PSOE, que propuso la candidatura de Moreno en su día como director general y su continuidad como administrador general, secunda ahora una iniciativa que, de facto, va en contra de las atribuciones que ha dado al propio administrador único.