Los dirigentes del PSOE Ángel Víctor Torres (d) y Sebastián Franquis, en foto de archivo. / C7

El PSOE cerrará en «días» el congreso de Gran Canaria, que sigue sin acuerdo

Los sectores de Torres e Hidalgo dan el visto bueno a una propuesta para la ejecutiva, pero Franquis sigue enrocado en el silencio

B. Hernández
B. HERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

En «próximos días», la dirección del Partido Socialista definirá la fecha del congreso en Gran Canaria, una vez que se formalice un acuerdo entre los contendientes Sebastián Franquis y Augusto Hidalgo. Sobre este pacto ya se han definido las grandes líneas, pero sigue pendiente de «detalles» que, a tenor de las dificultades para cerrarlos, no son menores. El objetivo principal para el PSOE sigue siendo evitar un proceso de primarias en la isla que concluya con una imagen de división en el partido.

El comité federal que se celebra hoy, y al que de manera presencial solo acudirá desde Canarias el secretario general, Ángel Víctor Torres, supondrá la apertura del curso político para los socialistas y dará el pistoletazo de salida al año preelectoral. El PSOE grancanario esperan también que en este foro se vuelva a hablar y se pueda despejar una solución de cara al congreso.

Tanto desde la posición de Franquis como desde la de Hidalgo se reconoce que continúan las conversaciones, pero no ha sido posible cerrar un acuerdo, aunque encima de la mesa se han puesto varias propuestas. El punto de partida que sí parece estar claro es que el actual dirigente insular y consejero de Obras Públicas, Sebastián Franquis, seguirá al frente del partido en Gran Canaria, mientras que el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria mantendría sus aspiraciones para encabezar la lista al Cabildo de Gran Canaria en las próximas elecciones locales de 2023.

Al respecto, insisten desde el sector de Hidalgo en que la nueva ejecutiva que salga del congreso debe mostrar la realidad de las fuerzas orgánicas en la isla «porque ya Franquis no está en condiciones de tener ya toda la estructura». Por eso, la propuesta de acuerdo que se ha presentado conllevaría que el grupo del secretario general ostentara también la Presidencia del partido, que actualmente ocupa el histórico Demetrio Suárez. En cuanto a la Vicesecretaria general, cargo que está ahora ocupado por la alcaldesa de San Bartolomé, Concepción Narváez pasaría al grupo que apoya al alcalde, a la vez que el sector del secretario general de Canarias, Ángel Víctor Torres, se «quedaría» con la secretaría de Organización.

Además, desde la parte de Hidalgo también quieren pactar las agrupaciones locales más importantes de la isla «o votar en todas», para impedir la «estrategia habitual» de Franquis de «blindarse y presentar candidaturas alternativas en todos los municipios», indican.

Esta propuesta, la última que se ha barajado, es «bien vista» por Augusto Hidalgo y Ángel Víctor Torres. Sin embargo, se quejan los primeros de que Franquis no ha contestado. «No sabemos lo que quiere», pero advierten estas fuentes de que el líder insular «ya no puede hacer y deshacer como ha hecho hasta ahora sino que debe adaptarse a la nueva realidad». Si no es así, insisten, «estamos dispuestos a llegar a la votación», con un resultado imprevisible porque en estos momentos, nadie tiene una posición prevalente. «Si cualquiera de los dos aspirantes considerara que tiene la mayoría, no estaríamos en este punto», señalan.

Aunque los dos bandos reconocen la necesidad de alcanzar un acuerdo, también destacan que el acercamiento que se ha producido hasta ahora se ha debido a las «fuertes presiones» tanto de Ferraz como de la dirección canaria, bajo la máxima de que es preciso acudir al congreso con una imagen de unidad. Con este objetivo, ha sido el propio secretario general, Ángel Víctor Torres, quien se ha puesto al frente de la negociación, para buscar una salida pactada «sí o sí».

Comité federal

El secretario general del PSOE de Canarias, Ángel Víctor Torres, es el único dirigente del partido en las islas que hoy estará en Madrid en el primer comité federal que se celebra después del 40 congreso que tuvo lugar en Valencia el pasado mes de octubre. Esta reunión supondrá el punto de partida para activar la maquinaria electoral del PSOE y que tendrá la vista puesta en los comicios que se celebran a mediados de febrero en Castilla-León. Esta cita será un termómetro de la situación política y cuyos pueden generar una dinámica en otras comunidades hasta llegar a las generales y autonómicas de 2023..