Imágen de la concentración organizada ayer en la plaza de La Feria contra las políticas migratorias. / Cober

Pestana reconoce que aún quedan 2.000 inmigrantes acogidos en hoteles

Prevé que en el curso del próximo mes estén reubicados y valora la red de recursos propios y la reactivación de las deportaciones

Ingrid Ortiz Viera
INGRID ORTIZ VIERA Las Palmas de Gran Canaria

En el archipiélago hay actualmente unos 8.000 irregulares, de los que 6.400 permanecen bajo la responsabilidad del Ministerio de Inmigración alojados en los distintos recursos y 2.666 menores son tutelados por el Gobierno de Canarias. Una cifra que ha disminuido en el último mes gracias al incremento de las deportaciones y derivaciones a la península, según ha apuntado el Delegado del Gobierno, Anselmo Pestana, en declaraciones al magazine radiofónico Espejo Canario.

De este total, aún quedan alrededor de 2.000 personas en los hoteles que fueron habilitados temporalmente y que preveían vaciarse a mediados de febrero. Pestana asegura que se ha ido «desencallando» conforme se han ido abriendo los centros y calcula que aproximadamente en un mes deberían estar todos reubicados. Respecto a las protestas por la situación de los migrantes en los campamentos, indica que se está trabajando en mejoras y señala que el frío «no es un elemento de crítica», puesto que «según se abandone el invierno se irá mejorando». En todo caso, ve positivo que Canarias cuente con una red de recursos propios con la que no contaba hasta ahora.

Además, apunta que se está tratando de recuperar «cierta normalidad» en relación a los países que habían cerrado sus fronteras. En este sentido, confirmó que el motivo de la cancelación del vuelo a Senegal, que debía haber salido el miércoles, se debe a los conflictos en el país. «Tenemos ese pequeño contratiempo, pero lo importante es ir recuperando esas conexiones que no teníamos hace cinco meses», aclaró.

El Delegado no cree que la solución al problema migratorio resida en las derivaciones a la península o Europa, ya que «consolidaría a Canarias como el lugar al que llegar para continuar la ruta, y eso es una mala noticia». Por ese motivo, apunta a reforzar medidas de cooperación y protección internacional, que es lo que «realmente compete como país». El resto, asegura, «es migración económica: la que debe prevalecer es la inmigración ordenada, porque Europa requiere de mano de obra del exterior». Unas declaraciones que no restan la reiterada petición de «corresponsabilidad» al resto de territorios de la Unión, con el fin de que no solo las zonas fronterizas hagan frente al fenómeno.

«Los expulsados ya no están en La Isleta»

Sobre los expulsados del Canarias 50, según apuntó Cruz Roja por voluntad propia y en un contexto de agresividad, el Delegado del Gobierno aseguró que ya no se encuentran en los alrededores del campamento. «Se han ido localizando poco a poco y algunos han sido ya devueltos a sus países de origen», confirmó, agradeciendo la atención solidaria de los vecinos de La Isleta, su párroco y demás voluntarios. «Cuando salen de los recursos de esa manera, evidentemente son el primer objetivo de devoluciones, de modo que así se hará», concluyó Pestana.