Pastor afirma que el PP trabaja para que los canarios «sean de primera»

La diputada nacional y vicepresidenta segunda del Congreso participó en un acto de homenaje a los afiliados más veteranos de Gran Canaria, organizado por el presidente insular, Poli Suárez

CANARIAS7 / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

La diputada nacional del Partido Popular (PP) y vicepresidenta segunda del Congreso, Ana Pastor, señaló ayer en Gran Canaria que su formación siempre ha trabajado «para que los ciudadanos canarios sean de primera categoría, igual que el resto de los españoles».

Antes de participar en un acto de homenaje a los afiliados más veteranos del PP de Gran Canaria, la dirigente popular destacó el trabajo anónimo de estos militantes «que durante toda su vida han contribuido a hacer grande este partido». En su opinión, la formación conservadora tiene una trayectoria importante en la construcción de la democracia en España y de trabajo por la unidad del país.

También en Canarias, dijo, la vicepresidenta de la Cámara Baja, el PP ha tenido un papel destacado, ya fuera en el Gobierno o en la oposición, e hizo hincapié en que su interés siempre ha sido «que los canarios sean ciudadanos de primera categoría e iguales que el resto de España». Al respecto, añadió que «los canarios deben recibir el apoyo para que la movilidad o las infraestructuras sean las mismas» que en el resto del territorio «porque todos somos españoles y de primera categoría». Agregó que el Partido Popular «está aquí para defender lo que necesitan los canarios: empleo y oportunidades».

Preocupación

La presidenta regional del PP, Australia Navarro, compartió con los homenajeados su «preocupación» por la situación política en Canarias y en toda España. En este sentido, señaló que «los gobiernos de izquierda de las islas y de la nación están demostrando muy poco respeto por nuestras leyes y especialmente por nuestra Constitución». Quienes gobiernan, añadió, «quieren decirnos cómo debemos vivir, cómo debemos educar a nuestros hijos y que debemos sentir y pensar. Nuestros actuales gobernantes no creen en la libertad de las personas, ni tampoco en la libertad y en la responsabilidad de las familias». Por eso, considera que España «vive una nueva dictadura ideológica y moral» y que la convivencia democrática, «que tanto esfuerzo costó conquistar, está a la venta, de rebajas, de saldo».

Por su parte, el presidente del PP de Gran Canaria, Poli Suárez, destacó la «trayectoria intachable» de los homenajeados «que deja en evidencia a aquellos que nos meten a todos en un mismo saco de basura, sin contemplaciones; que nos señalan y condenan sin piedad a todos por los errores de algunos; que les despierta un odio irracional y gratuito cuanto tiene que ver con nuestras siglas. Que despotrican, nos insultan e incluso nos maldicen de manera inusitada por cuestiones de ideología».

En el acto celebrado en el Auditorio de Teror, Suárez apuntó que «formar parte del PP es defender nuestras convicciones y raíces sin reparos; con la cabeza bien alta, sabiéndonos custodios de unos principios y propósito encomiable por el que no escatimamos esfuerzos y energía».