Muere en Sevilla Francisco Rodríguez-Batllori Sánchez, exconsejero canario de Empleo

07/06/2019

El ex consejero de Empleo del Gobierno canario Francisco Rodríguez-Batllori Sánchez, que también fue viceconsejero de Justicia, murió este viernes en Sevilla.

ETIQUETAS:

En su Andalucía natal, donde residía tras pasar décadas afincado en Canarias, falleció este viernes el abogado Francisco José Rodríguez-Batllori Sánchez, que fue diputado del Parlamento canario, consejero de Empleo durante la presidencia de Manuel Hermoso y viceconsejero de Justicia del Gobierno regional con Román Rodríguez. Según fuentes próximas a la familia, Rodríguez-Batllori se sintió indispuesto, ingresó en un centro hospitalario y falleció poco después.

Extrovertido, socarrón y todo un relaciones públicas, Rodríguez-Batllori fue uno de los muchos políticos que creció a la sombra de Lorenzo Olarte Cullen, el referente durante años del centrismo en la política canaria. Fue nombrado consejero con Manuel Hermoso y asumió la Viceconsejería de Justicia siendo consejero Julio Bonis. En esas labores trenzó una estrecha relación con el mundo judicial y prueba de ella fue el homenaje que le brindaron los operadores jurídicos de Gran Canaria en su despedida.

En 2015 fue condenado junto a Dimas Martín en uno de los muchos procedimientos en los que ha estado incurso el que fuera fundador y líder del Partido de Independientes de Lanzarote. Un año después, el Tribunal Supremo revisó la sentencia de la Audiencia Provincial en esa pieza del caso Unión y redujo las penas para los condenados pero rechazó la nulidad de las actuaciones que plantearon las defensas aferrándose a la supuesta ilegalidad de los pinchazos telefónicos que fundamentaron la instrucción.

La Audiencia Provincial había condenado a Dimas Martín a cinco años y medio de cárcel y a Francisco Rodríguez Batllori a más de siete años de prisión, por su contratación irregular y cobros por servicios no prestados en el Ayuntamiento de Arrecife y en la empresa pública Inalsa. Durante la vista judicial, Rodríguez Batllori llegó a cuestionar la veracidad de las grabaciones policiales.