La tensión entre Tenerife y Torres se aviva de cara a las primarias

14/05/2018

Las discrepancias entre los sectores oficial y crítico del PSOE son aprovechadas por quienes entienden que el secretario general debe abandonar su intención de presentarse a las primarias y buscar una opción de consenso.

Las diferencias entre la dirección regional del Partido Socialista y la organización en Tenerife «lejos de solventarse, se enquistan». Esta circunstancia, unida a la próxima convocatoria de primarias para elegir al candidato a la Presidencia de cara a las elecciones del próximo año han reavivado e intensificado el habitual ruido interno en el PSOE. En esta ocasión, se añade el «disgusto» con el que Ferraz, según fuentes de uno y otro sector, observa este escenario.

La indefinición del secretario general, Ángel Víctor Torres, en algunos asuntos y los volantazos que ha dado en otros en los pocos meses transcurridos desde que accedió a la dirección del partido no han propiciado un acercamiento a los críticos. La relación, reconocen, se ha vuelto más fluida, pero igualmente las diferencias son más manifiestas.

A esta situación se une la intención del secretario general de que los liderazgos para 2019 estén definidos cuanto antes. Esta circunstancia está detrás de los últimos movimientos, sobre todo en Tenerife, que avivan el enfrentamiento y que tendrían como último objetivo «presionar y colocarse en la mejor situación» de cara a las autonómicas y locales del año que viene. Ésta es la explicación que ofrecen tanto los dirigentes regionales como tinerfeños respecto al aumento de la tensión interna, aunque los críticos afirman que la dirección federal ha desactivado esta iniciativa de Torres.

Los opositores afirman que Ferraz ha pedido a Torres que no se presente a las primarias

Es más, subrayan sus opositores que desde Madrid ya han planteado que el secretario general desista de su intención de presentarse a las primarias para ser candidato a la Presidencia, lo que implicaría la búsqueda de un nombre de consenso, una posibilidad que en este momento no se presenta cercana.

Entre ellos vuelve a surgir el del diputado y miembro de la ejecutiva federal, Héctor Gómez, que tras un periodo de alejamiento habría vuelto al entorno más próximo a los alcaldes del sur, «su espacio natural». Desde el partido señalan que «se presentaría si no tuviera que concurrir a primarias», es decir, con una plancha consensuada y sin adversario, lo que parece encajar con las intenciones de Ferraz, según la interpretación de los críticos.

Propuestas.

Si hay elecciones internas, que es lo previsible puesto que Torres ha anunciado en distintas ocasiones que se presentará, Tenerife insiste en que habrá alternativa «sí o sí». Y en este camino -y si no surge otro aspirante crítico- volverá a encontrar a la diputada y ex vicepresidenta del Gobierno, Patricia Hernández, aunque desde la dirección insular se ha apuntado que ha perdido apoyos entre los alcaldes del sur, el grupo que la aupó en anteriores convocatorias.

Hernández no se ha pronunciado al respecto, pero su presencia es cada vez más visible en otras islas -la semana pasada tuvo un acto público en la agrupación crítica de Telde-, a la vez que ha subido el tono de sus intervenciones en el Parlamento de Canarias, a pesar de que ya no ejerce como portavoz del grupo. Sin embargo, no falta quien señala que su papel debe estar en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, municipio en el que dirige la Agrupación Socialista, porque «está haciendo cuentas y tendría que incrementar sus votos respecto a la última confrontación, y eso en este momento no parece posible».

Por otra parte, la presencia en la dirección regional de uno de los alcaldes de Tenerife como presidente del partido, José Miguel Rodríguez Fraga, no ha contribuido a pacificar el ambiente. Este grupo parece dispuesto a apoyar a quien se enfrente a Torres en las primarias, aunque aún no da nombres.

Los apoyos de Torres

Gran Canaria. Los apoyos en el PSOE no son ciencia exacta. En Gran Canaria, espacio natural del secretario general, suenan voces disconformes y su buena relación con Sebastián Franquis evidencia algunas fisuras, sobre todo después de la operación para que Augusto Hidalgo no accediera a la dirección local del partido. Desde el sector oficial tampoco ponen la mano en el fuego: «a día de hoy, Franquis apoya a Torres, pero en política siempre puede haber sorpresas».

Tenerife. La situación no ha cambiado desde que Torres fue elegido líder del partido. Tenerife es clave en una carrera hacia la Presidencia pero su influencia se limita a La Laguna, mientras que los alcaldes del sur -entre ellos el secretario insular, Pedro Martín, y el presidente regional del partido, José Miguel Rodríguez Fraga- controlan la organización en el resto de la isla. En la órbita de este grupo se encuentran tanto Patricia Hernández como Héctor Gómez.

Periféricas. Actualmente, Lanzarote es la isla donde el líder regional cuenta con un respaldo más cerrado debido a que los críticos se han escindido y constituido en una nueva formación política que le puede restar votos en una confrontación electoral. En Fuerteventura, Blas Acosta ha manifestado su apoyo al secretario general, igual que Anselmo Pestana, en La Palma. Alpidio Armas, el dirigente herreño, nunca ha sido afin a Ángel Víctor Torres.