Nuevo escándalo en el PSOE lagunero

El Buzz Lightyear del PSOE canario

08/03/2018

Luis Yeray Gutiérrez se ha convertido en el hombre fuerte de Ángel Víctor Torres como líder de la agrupación más potente del PSC-PSOE de Tenerife, la de La Laguna, pero sobre su pasado pesa un sentencia condenatoria por asaltar el Parlamento de Canarias en una noche de carnaval, vestido de Buzz Lightyear y agredir al agente que trató de detenerlo.

Todo ocurrió durante la madrugada del 26 de febrero del año 2006, en pleno carnaval chicharrero, tres jóvenes disfrazados del famoso personaje infantil Buzz Lightyear, de la película Toy Story, fueron detenidos por asaltar a la fuerza el edificio del Parlamento de Canarias, rompiendo la puerta de entrada, y agredir a un agente de la Policía Nacional cuando les dio el alto, causándole lesiones en las manos, piernas, nariz y en la lumbar. Uno de los jóvenes detenidos aquella madrugada, es el actual secretario general del PSOE en La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez Pérez, fiel aliado de Ángel Víctor Torres en Tenerife, y una de las agrupaciones donde el líder de los socialistas canarios cuenta con un apoyo incondicional.

Condena a prisión

El dirigente lagunero, que por entonces tenía 20 años, fue condenado por el Juzgado de lo Penal número cinco de Santa Cruz de Tenerife, a seis meses de prisión como autor criminal y civilmente responsable de un delito de allanamiento de edificio público, a la pena de un año de prisión como autor de un delito de atentado en concurso con una falta de lesiones, una indemnización de 1.465,71 euros al agente de la Policía Nacional agredido, y otra de 911, 60 euros al Parlamento de Canarias por el daño causado a la puerta de la entrada.

El agente encargado de las cámaras de seguridad del Parlamento aquella noche, declaró que vio perfectamente como dos personas daban fuertes golpes en la puerta, cogiendo impulso y dando patadas, y que al asistir rápidamente al lugar de los hechos, fue cuando se encontró a su compañero, que le contó lo que había ocurrido y la agresión que había sufrido.

Tal y como declararon los condenados, los primeros en entrar en el edificio fueron José Manuel y Luis Yeray, este último afirmando que fue al salir cuando se encontró de frente con el policía, al que identificó como un agente de seguridad. El tercer detenido, Javier, declaró que él iba detrás de los dos primeros, y que no participó en la entrada por la fuerza al Parlamento.

Los primeros en entrar en el edificio fueron José Manuel y Luis Yeray
Los jóvenes lo desmintieron

Los tres jóvenes que participaron aquella madrugada en el acto delictivo, desmintieron en el juicio que entraran en el edificio rompiendo la puerta, y que accedieron a él porque alguien les había tirado dos botellas de agua desde el interior del inmueble. También alegaron ante la sala que no sabían que se trataba del edificio del Parlamento de Canarias, sino de un edificio de viviendas. Todos estos hechos considerados no creíbles. La sentencia declaró inverosímil que los tres detenidos, y en concreto los dos condenados por agredir a un Policía Nacional, confundieran al agente con un segurita.

La víctima, que requirió asistencia médica, tardó en curarse de las heridas diez días, durante los cuales estuvo impedido para sus ocupaciones habituales. La agresión le causó una agravación de artrosis previa al traumatismo de baja intensidad sintamotológica.

La víctima, que requirió asistencia médica, tardó en curarse de las heridas diez días.
Dos condenados y un absuelto

El acusado Javier fue absuelto del allanamiento al surgir dudas sobre si tenía conocimiento de lo que iban a hacer los otros dos detenidos, ya que no hubo pruebas de que interviniera en los daños a la puerta del Parlamento ni de que participara en la agresión al agente.

Tal y como dicta la sentencia, si el inmueble al que accedieron hubiera sido la vivienda de las personas a las que los condenados iban a buscar por haberles tirado supuestamente unas botellas, el tipo penal del delito hubiera sido consumado como el tipo penas más castigado en el artículo 202 del Código Penal. Los detenidos iban acompañados de sus novias y de varios amigos.

El abogado de Luis Yeray concurrió la atenuante de estado de embriaguez de su representado, sin éxito. José Manuel fue condenado a la misma pena que el actual dirigente socialista, al quedar probado que participó tanto en el allanamiento como en la agresión al agente de policía.