Egea: «Torres cedió todo por gobernar»

07/09/2019

El secretario general nacional del Partido Popular criticó ayer que el Gobierno de Canarias «no ponga alfombra roja» a los inversores y a quienes vienen a ofrecer oportunidades y reiteró que el presidente autonómico defiende a Pedro Sánchez por encima de los intereses de los canarios

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, volvió a arremeter ayer contra el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, por considerarlo un «aliado» de Pedro Sánchez frente a los intereses generales de Canarias y que, como él -dijo- cedió todo al mejor postor. Para el número dos del PP, al dirigente canario «le bastó una reunión de cuatro horas ceder todo lo necesario para conseguir el bastón de mando», en referencia a la negociación que mantuvieron los miembros del pacto de progreso el mismo día que el PP intentaba cerrar un acuerdo con Coalición Canaria para sustentar el Gobierno regional. Además, hizo referencia a la situación económica y lamentó que el Gobierno regional «no ponga la alfombra roja» a los inversores y «no trate al turismo como se merece».

El dirigente popular ha estado presente esta semana en la junta directiva regional que eligió a Australia Navarro como presidenta del partido en las islas en sustitución de Asier Antona, así como en la reunión del PP grancanario que ayer designó al diputado regional Poli Suárez como nuevo líder en Gran Canaria.

García Egea defendió que estos cambios orgánicos se producen para dotar a la comunidad autónoma de una opción política «que genera libertad, que baja impuestos y mejora la vida de la gente» porque, a su juicio, el presidente canario es un «aliado» de Pedro Sánchez que ha decidido defender al líder de su partido «y no a los canarios». Como ejemplo, señaló que Madrid debe parte de la financiación autonómica a Canarias y Torres «no le exige que pague, sino que intenta defenderlo ante las necesidades de los canarios».

Y es que, tal como explicó ayer en Gran Canaria, en las islas -igual que ha ocurrido a nivel nacional- «se ha notado ya el peso específico que tiene la izquierda». Esta situación, según García Egea, se evidencia en que «no están preocupados por los problemas que empiezan a afectar al sector turístico» y quieren imponer una tasa al sector. Afirmó además que «la izquierda no da la bienvenida al inversor». En su opinión, «no se le pone la alfombra roja a quienes quieren ofrecer oportunidades».

Por eso, entiende el dirigente nacional del PP, «el proyecto fracasado de la izquierda tiene en el Gobierno canario su máximo exponente», a la vez que los populares, renovando su estructura pero «manteniendo su esencia», dan un paso adelante «para conseguir ganar la confianza mayoritaria de los ciudadanos» y trabajar para que Canarias «vea bajar sus impuestos, las trabas burocráticas y tenga de nuevo un Gobierno de libertad».

También trasladó a la política canaria «la subasta al mejor postor que está haciendo Pedro Sánchez» para encontrar socio de Gobierno. Para Teodoro García Egea, PSOE y Podemos volverían a ponerse de acuerdo «si no fuera porque tienen unas discrepancias en cuanto al reparto de sillas». En Canarias, en cambio, «bastó una mañana, una reunión de cuatro horas, para que Ángel Víctor Torres cediera todo lo necesario para conseguir el bastón de mando del Gobierno regional». En cualquier caso, indicó que los españoles no necesitan una subasta, sino «acuerdos programáticos que mejoren su vida como hemos hecho en muchos ayuntamientos ».

Reiteró asimismo que el PP está preparado para afrontar unas nuevas elecciones generales y pondrán sobre la mesa «una opción moderada, tranquila, contundente, integradora y firme con aquellas cuestiones importantes para los españoles», un proyecto, agregó, que «suma para acabar con la subasta entre Iglesias y Sánchez y espectáculo grotesco que estamos viendo».

Respecto a los distintos criterios utilizados en Canarias con los populares que han pactado en Lanzarote y la Palma, indicó que la dirección nacional siempre apoyará al partido en las islas y que cada escenario se debe analizar por separado.