Cs no pactará con Coalición al estar Clavijo imputado por «corrupción»

01/03/2019

El secretario del Parlamento, Mario Cabrera, tendrá que declarar en un juzgado acusado de prevaricar, pese a lo cual CC también lo ha revalidado en la cabecera de lista insular a la Cámara. Ciudadanos apunta que no pactará con CC «con imputados por corrupción política», y exige a Clavijo que dimita «por salud democrática».

Coalición Canaria (CC) tiene a dos cabeceras de lista electoral a punto de tener que declarar en los juzgados por varios supuestos delitos. El primero acapara todos los focos por cuanto es también el presidente del Gobierno autonómico, Fernando Clavijo. El segundo, Mario Cabrera, ha pasado más desapercibido pese a ser el secretario primero del Parlamento.

Mientras CC resta gravedad en ambos casos, la candidata de Ciudadanos (Cs) al Congreso por Santa Cruz de Tenerife, Melisa Rodríguez, ha afirmado que su partido no pactará con Coalición Canaria salvo que se excluya del acuerdo a Clavijo, informa Efe.

Precedente en Murcia

«Con imputados por corrupción política no podemos llegar a ningún lugar y Canarias no se merece a un presidente que esté imputado y que tenga que pasar por la justicia por sus posibles delitos», explicó Rodríguez. En su opinión, el presidente debería dimitir «por salud democrática».

La dirigente de Cs hizo hincapié en que su partido fue quien consiguió que el presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, dimitiera de su cargo tras su imputación por varios delitos de corrupción en 2017. «Y en Granadilla de Abona pasó exactamente lo mismo, pedimos la dimisión de su alcalde en innumerables ocasiones, y al final se tuvo que hacer esa moción de censura», recordó.

Inhibición

En cuanto a la causa judicial de Mario Cabrera, ésta ha transcurrido de la misma manera que la del presidente en el caso Grúas.

Antes de que el nuevo Estatuto de Autonomía entrara en vigor, Cabrera iba a ser juzgado por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) como resultado de la querella que formalizó el fiscal superior, Vicente Garrido, en la que le acusa de cometer supuestamente delitos de prevaricación y falsedad.

Sin embargo, la Sala de lo Civil y Penal del TSJC declaró su «falta de competencia» para continuar con la causa, del mismo modo que ha ocurrido con el presidente del Gobierno.

Acciones pendientes

La única diferencia entre el procedimiento de Cabrera y Clavijo ha sido que éste último levantó sospechas sobre la Fiscalía General del Estado al acusarla de «hurtar» a la Sala que llevaba la denuncia y a él mismo el documento del teniente fiscal del TSJC, proclive a cerrar el caso.

En ese momento, el jefe del Ejecutivo anunció la posibilidad de tomar acciones legales, pero hasta el momento no se ha conocido ninguna.

Tampoco del secretario primero del Parlamento. Una vez que conoció que no se le iba a juzgar en el TSJC, asumió tener que ir al Juzgado de Instrucción número 6 de Puerto del Rosario y además hacerlo un día antes de que dé comienzo la campaña electoral, el 9 de mayo.

Clavijo recurrió la decisión, alentado por el voto particular que manifestó el presidente del TSJC, tanto en su caso como en el de Cabrera. De nada le sirvió porque el jefe del Ejecutivo tiene cita el 15 de marzo en el Juzgado de Instrucción Número 2 de La Laguna.