Clavijo rechaza la figura del relator: «Estamos asistiendo a una estrategia premeditada de destrucción del Estado»

07/02/2019

El presidente de Canarias, Fernando Clavijo, ha rechazado la figura del relator en el diálogo entre el Gobierno de España y la Generalitat, entendiendo que forma parte de una estrategia para «destruir» el Estado.

"Estamos asistiendo a una estrategia premeditada de destrucción del Estado de España. Nosotros no estamos en absoluto conformes porque esto no es un conflicto internacional", dijo este jueves en declaraciones a los medios de comunicación.

Para Clavijo, el hecho de acceder a las distintas peticiones, desde la reunión bilateral de los dos gobiernos hasta esta figura del 'relator', "es simple y llanamente dar legitimidad a un conflicto", al tiempo que criticó que los independentistas estén buscando un reconocimiento de la comunidad internacional de que hay un conflicto entre dos estados. "Y el Gobierno y Pedro Sánchez --continuó-- están legitimando esta postura".

"Creemos que es un absoluto error. Seguimos reivindicando que se convoque la Conferencia de Presidentes porque se le está hurtando al resto de presidentes la posibilidad de opinar, ayudar, colaborar o simplemente posicionarnos respecto a este asunto", expuso. Además, el presidente canario entendió que "irresponsablemente" se está intentando decir que se trata de un conflicto entre el Estado y Cataluña. "Y no --matizó-- es un problema de España y aquí todos tenemos la obligación y la necesidad de opinar y fijar posiciones".

Cargando reproductor ...
Camino "muy peligroso"

Así al ser cuestionado por si Sánchez tiene que hacer todo lo posible para solucionar el conflicto con Cataluña, consideró que "si para eso se va a cargar el Estado, no", agregando que le parece "muy peligroso el camino" escogido.

Todo ello, dijo, en cuanto a que las señales que manda se centran en "tú no cumplas, patalea, monta el follón, haz todo lo que tengas que hacer", para después pedir desde el Gobierno central ser "solidario" porque si no eres un "antipatriota".

De todos modos, admitió que hay que resolver el conflicto pero "no puede sacrificar a todo el Estado" porque insistió en que se está "reconociendo que hay un problema internacional entre dos Estados con la figura del 'relator'", lo que a su entender está "agravando el conflicto", ya que legitima a Cataluña frente a la comunidad internacional. "Creo que eso no lo valen ni unos presupuestos, ni una Presidencia, ni nada que se valga porque cuando tomas posesión de un puesto, representas a un Estado, y si representas a ese Estado, pues si te tocó, te tocó, y si te tienes que sacrificar, te sacrificas, pero lo que no puedes es sacrificar al país por tu proyecto personal", apostilló.