Entrevista / Primarias en el PSOE canario

Ángel Víctor Torres: «El PSOE debe liderar el Gobierno desde la izquierda»

    Cargando reproductor ...
17/07/2017

Pide «juego limpio» y salir de las primarias fuertes y capaces de integrar a los que no ganen.

/Las Palmas de Gran Canaria

Ángel Víctor Torres es candidato a la Secretaría General del PSOE y apuesta porque su partido lidere el Gobierno desde la izquierda.

—Tuvo el mayor número de avales. ¿Esto le da ventaja? ¿En qué medida el resultado dependerá del 25% de afiliados que no se movilizó?

— Hubo una gran movilización de avales que alcanzó casi el 80% en algunas islas, y lo que pido es que haya una participación masiva el día 23, aunque ya he dicho que la fecha no es buena, porque hay mucha gente de vacaciones que no podrá votar. Estoy contento por haber conseguido cerca de 2.000 avales válidos fruto de un esfuerzo intenso. Visitamos todos los rincones de las islas para que me conocieran, porque yo no tengo una plataforma regional como sí tienen los otros dos candidatos.

— El PSOE está en una situación débil, de división, lastrada por pactos y rupturas, las primarias federales... ¿Cómo se mejora eso?

— Las primarias pueden dar la sensación de división porque hay planteamientos distintos, pero apelo a la responsabilidad -especialmente en las redes sociales-, al juego limpio, y a intentar que cada uno defienda su programa sin atacar al compañero. Tenemos que ser rigurosos y cuidarnos. A partir de ahí, creo que vamos a salir fortalecidos de esta cita, y que el nuevo secretario general debe integrar y cerrar las heridas que se puedan generar en este proceso. Estoy seguro de que vamos a salir más fuertes y tener más votos en las próximas elecciones. Mi trabajo, si soy secretario general, es que podamos liderar desde la izquierda un gobierno progresista.

— ¿Entonces si gana incorporará a sus adversarios en su dirección?

— Al acabar el proceso hay que pedir generosidad a quien gane - sabiendo que todos tenemos un rol, pero que nadie debe ser excluido-, y lealtad a quien no gane. Indudablemente, si queremos un PSOE fuerte, todos los que nos presentamos y quienes nos acompañan son necesarios.

— ¿Qué diferencia su propuesta del resto de los candidatos?

— Estoy haciendo llegar el mensaje de que tenemos una oportunidad histórica en la que, por primera vez, cada militante va a elegir a su secretario general. Esto es una oportunidad de construir el PSOE desde abajo, de que los militantes que han tenido referentes locales -concejales y alcaldes, de gobierno y de oposición- vean reflejado en la dirección a alguien que conozca sus necesidades, sus carencias y sus sensibilidades, que lo haya vivido como ellos. Yo he estado en un ayuntamiento en la oposición y en el gobierno. En otras ocasiones, se ha optado por un secretario general con conocimiento de la organización, pero de arriba hacia abajo y puede haber producido fracturas. Creo que estando más cerca del municipalismo, hay menos posibilidades de que esa fractura se produzca.

— ¿Qué responsabilidad cree que tienen esos dirigentes de arriba hacia abajo en la situación del partido?

— Todos tenemos nuestra cuota de responsabilidad. Yo he pertenecido a esa dirección, he estado en la ejecutiva regional, en la insular, he acompañado a secretarios a los que no apoyé en el proceso orgánico... Estoy convencido de que todos lo hicieron de la mejor manera posible, pero ahora tenemos un modelo distinto. Este no es el PSOE de hace cuatro o cinco años, es el de la militancia.

— ¿Cuando dice que quiere liderar un gobierno progresista desde la izquierda cierra la puerta a CC?

— Lo que tenemos que hacer primero es pelear sin descanso por una reforma electoral, que debe tener un consenso interno en el PSOE y luego un compromiso del resto de partidos. De esa forma, estoy seguro de que vamos a incrementar nuestro número de votos y de diputados, porque estamos consiguiendo volver a confluir con la ciudadanía. A partir de ahí, y creo que lo tenemos que decir todos, podemos ganar por mayoría absoluta. Y hay que intentar tener gobiernos de izquierda como tenemos en Las Palmas de Gran Canaria y en el Cabildo de Gran Canaria. Si dan los números, estoy por la reedición de pactos como éstos. Si no, hay que mantener la coherencia ideológica de izquierdas y que se sumen los que piensen como nosotros y compartan nuestro programa.

— Se le ha calificado como la opción más moderada del PSOE y que Clavijo está esperando a ver si gana las primarias. ¿Ha recibido algún mensaje de CC?

— Ha habido declaraciones desafortunadas y por eso apelo al juego limpio. Todos los partidos son mis rivales y aspiro a que gobierne el PSOE solo. Si no, gobernaremos con quien tenga nuestra ideología o comparta nuestro programa. No he recibido de CC ningún mensaje. Me atacan diciendo que soy moderado y pero en política eso es una virtud. Yo no voy a dar, pero tampoco admitir, lecciones de socialismo o de ideología. He defendido hasta la extenuación al PSOE y mi actuación siempre ha sido en concordancia con las direcciones superiores. Entiendo que es bueno que tengamos personas capaces de dialogar, tender lazos al resto de partidos en busca del interés general... No es lógico, por ejemplo, que si hay un nuevo Gobierno CC-PP, se rompan los pactos locales donde cogobernamos con uno u otro si están funcionando. No se puede decir que estamos en el momento de la militancia e intentar dar órdenes.

— ¿Habla de La Laguna?

— En La Laguna deben decidir los militantes de La Laguna. Y por supuesto estoy a favor de los cambios para tener gobiernos de progreso. Ése es el orden. No se puede apelar a la militancia y luego dar órdenes desde arriba.

— Se le ha presentado como el candidato de Gran Canaria. ¿Cree que es un handicap?

— Todos nacemos en un municipio y en una isla y debemos estar orgullosos de eso. A partir de ahí, lo que hay que poner sobre la mesa es qué proyecto regional presenta cada uno. He trabajado por Canarias en la Fecam en los ocho años que el PSOE decidió que estuviera. Visité las siete islas de forma permanente, conozco el trabajo local, conozco Canarias... Mi labor ha sido fundamentalmente en Gran Canaria, que me genera cierto déficit de conocimiento frente a mis compañeros, pero que he corregido con el esfuerzo en esta precampaña.