Nuevo fracaso al renovar los órganos de la Cámara

25/04/2018

Una y otra votación repiten el mismo efecto al margen de a qué órgano afecta. El desacuerdo sigue imponiéndose entre los grupos mayoritarios del Parlamento de tal forma que unos y otros bloquean a sus candidatos sin que, a día de hoy, haya atisbo alguno de conseguir los tres quintos con los que renovar los órganos de control.

El Pleno del Parlamento comenzó ayer con el último proceso de votación al Diputado del Común frustrado. Al no lograr tampoco el respaldo de los tres quintos de los diputados, el Partido Socialista Canario (PSC) y Podemos perdieron definitivamente la posibilidad de insistir con sus candidatos.

La tónica siguió igual cuando tocó las votaciones del Consejo Consultivo. Ninguno de los cinco aspirantes propuestos por Coalición Canaria (CC), PSC, Partido Popular (PP) y Podemos salió adelante. Nacionalistas, conservadores y grupo Mixto se apoyaron entre sí y se abstuvieron llegado el turno del candidato socialista. Todo para acabar en el mismo sitio que con el Diputado del Común: faltan los tres quintos.

No obstante, en el caso del Consultivo, ayer se agotaron dos de los tres procesos de votación que se reconocen en la ley. CC y PP forzaron gastar las dos primeras en la misma sesión plenaria, de tal forma que, a partir de ahora, falta solo una para posibilitar al Gobierno autonómico el nombramiento de sus tres candidatos, potestad que la misma ley le brinda. Ahí, el PP tiene negociado aumentar su cuota de poder.

El movimiento del Ejecutivo fue observado con suma atención por parte de socialistas, Podemos y Nueva Canarias (NC).

Cuando aún se estaba contando las papeletas de la primera votación al Consejo Consultivo, sus portavoces mantuvieron un encuentro informal entre los escaños, en el que también participaron los diputados del PSC, Patricia Hernández e Iñaki Lavandera.

Fuentes relacionadas con los portavoces de estos grupos indicaron que hicieron consultas sobre la repercusión de ir a una segunda votación, especialmente en lo que respecta a las posibilidades que se le abren al Gobierno.

Socialistas, Podemos y NC acordaron oponerse a repetir la votación, pero CC, PP y grupo Mixto impusieron su mayoría para llevar a cabo la segunda, algo que finalmente ocurrió.

En algunos grupos no descartan retirar sus candidaturas con el fin de impedir que la renovación del Consultivo se haga desde el Gobierno.