Las microalgas enturbian el Parlamento canario

12/09/2017

Con bronca y crispación de elevada intensidad acabó ayer el debate parlamentario sobre la aparición de las microalgas y los vertidos. Gobierno y Parlamento se volvieron a enzarzar y algunos de sus miembros terminaron por cruzarse duras acusaciones.

Santa Cruz de Tenerife

El primer debate parlamentario tras las vacaciones de verano no fue en absoluto amable. Lejos de venir relajados, el Gobierno y el Parlamento volvieron a enzarzarse con las microalgas y los vertidos, hasta el punto de acabar en una bronca que continuaron la consejera de Política Territorial y Medio Ambiente del Gobierno y el portavoz de Nueva Canarias (NC), más allá de levantarse la sesión.

Unos y otros reprodujeron las mismas críticas que ya se habían vertido días atrás, en la Comisión de Sanidad. El punto álgido de la gresca se alcanzó cuando Nieves Lady Barreto acusó a Román Rodríguez de «machista» tras escuchar a éste tildar de «echadero» a algunos cargos públicos de la consejería de Política Territorial.

El portavoz de NC despreció que la solución aportada por el presidente del Gobierno al problema de las microalgas fuera crear un comisionado para el cambio climático. «Como sea igual que el de la pobreza...tres años calentando el sillón y engordando la cuenta corriente sin dar respuesta», replicó.

«Ustedes tienen que poner a gente competente -espetó el diputado-. No pueden convertir los puestos de alta responsabilidad en echaderos», subrayó. Y mencionó como ejemplo los casos de la Dirección General de Seguridad y Emergencias y la Viceconsejería de Medio Ambiente; «me sobra en este ayuntamiento y ¡hala!, la pongo aquí, me sobra en este otro y la pongo allá».

Los comentarios soliviantaron a la consejera que decidió cerrar su intervención agravando el tono de respuesta. «Decir que esto es un echadero es una falta de respeto para quienes no se pueden defender porque no están aquí», replicó y prosiguió: «si me lo ha dicho a mí, llego a la conclusión de que lo ha hecho porque soy una mujer y considero que ha sido machista», concluyó entre los aplausos de los diputados de Coalición Canaria y las protestas de la bancada socialista.

Barreto acabó de esta forma a pesar de que comenzó su intervención instando a todas las administraciones que tienen competencias en vertidos de aguas al mar «caminar de la mano para buscar soluciones».

«Dejémonos de tapar los problemas, que los hay aunque también hemos venido trabajando en ellos -aseguró-, dejémonos de buscar culpables y vamos a buscar soluciones entre todos», insistió la consejera.

Sin embargo, la oposición no vio satisfecha su demanda de que el Gobierno hiciera autocrítica en cuanto a la manera de manejar la situación generada por la proliferación de las microalgas en aguas canarias.

Así se lo reprocharon el Partido Socialista Canario, Podemos y el Partido Popular.