Franquis da por solucionado ya el problema del dinero de carreteras

26/09/2019

El consejero de Obras Públicas asegura tener de «cómplice» al Ministerio de Fomento y critica a CC por no haber avanzado los trámites para sacar las obras del convenio. NC duda de que la Intervención del Estado libere los de las actuaciones hechas pero no certificadas

«Nadie discute ya que tengamos un problema de financiación; ahora el problema es poder sacar adelante los proyectos y las licitaciones». Así despachó el consejero de Obras Públicas Transportes y Vivienda del Gobierno autonómico, Sebastián Franquis, las reiteradas exigencias expresadas ayer por Coalición Canaria (CC) y Ciudadanos (Cs) de reclamar al Ejecutivo central la «deuda» con las carreteras en Canarias.

Franquis se volvió a agarrar a la aseveración en la que lleva insistiendo el cuatripartito de haber «exigido al Gobierno de España que los recursos que están pendientes para carreteras vengan a Canarias», y aseguró que «el tema está encajado -en alusión indirecta a los casi 1.000 millones de euros en discusión-; el Ministerio de Fomento tiene la complicidad con nosotros».

Sin embargo, en la comparecencia instada por la diputada de CC, Socorro Beato, el consejero reconoció que la adenda de los 101 millones no se ha podido desbloquear con Fomento al darla por vencida; «nosotros consideramos que no están liquidados y estamos peleando para incorporarlos en el nuevo convenio», explicó. En cuanto a los 400 millones que fundamenta la ejecución de sentencia ante el Tribunal Supremo, el Ejecutivo autonómico continuará adelante con ella «si no se resuelve antes», indicó.

El optimismo del consejero contrastó con la inquietud manifestada por la diputada de Nueva Canarias (NC), Esther González. «Tiene usted una situación preocupante», aseveró en relación especialmente a los 63 millones que el Ministerio de Fomento afirma no haber recibido la certificación que justifica su realización, pese a estar efectivamente ejecutadas. «Espero que utilice su capacidad de persuasión para que pueda convencer a la Intervención General del Estado y permita la libranza de esos fondos», afirmó.

Franquis subrayó en varias ocasiones que cuando tomó posesión del cargo se encontró con «solo seis proyectos de los 69 que figuran en el convenio, sin planificar», apuntó. En ausencia de su antecesor en el cargo mientras se produjo la comparecencia, sostuvo que «no fue verdad» que hubiera obras redactadas o en proceso de redacción, como afirmó en febrero el hoy diputado Pablo Rodríguez.

Por eso, Sebastián Franquis advirtió que «no voy a dar plazo» ni de inicio ni de término de las obras. «Vamos a planificar con el acuerdo de los cabildos y levantar acta», recalcó en varias ocasiones.

Beato afirmó que el consenso con las corporaciones insulares ya lo había llevado a cabo el Gobierno anterior, y le recriminó no haber concretado cómo ni cuándo va a exigir al Ejecutivo central el pago de la deuda.

La diputada nacionalista también criticó que hubiera desparecido de repente la presión sobre el Gobierno para hacer carreteras, sin mencionar que el denunciante principal de los atascos fue el expresidente del Cabildo de Tenerife y compañero de filas, Carlos Alonso.