El PP amenaza a Dávila con «responsabilidades contables»

29/04/2018

El Partido Popular (PP) sostiene que la consejera de Hacienda, Rosa Dávila, se muestra incapaz de frenar la sangría de recaudación después de que el Gobierno perdiera en octubre de 2016 los datos de contribuyentes embargados. En opinión de los conservadores, Dávila puede incurrir en «responsabilidades contables».

«Vamos a ser implacables porque aquí puede haber responsabilidades contables». Lo advirtió la diputada del Partido Popular (PP), Águeda Montelongo, a la consejera de Hacienda del Gobierno autonómico, Rosa Dávila, al inquirirla sobre la recaudación en vía ejecutiva.

«La Agencia Tributaria Canaria no ha perdido ni un solo céntimo de euro» por pérdida de datos en el cambio de sistema informático, en el mes de octubre de 2016, aseveró Dávila. Tampoco reconoció que se perdiera la información, al contrario de lo que se expone en la memoria anual de la empresa Grecasa y en la auditoría que se realizó.

«¿No es perder dinero cuando en 2017 se recaudó en vía ejecutiva 9 millones frente a los 88 millones del año anterior?», replicó Montelongo; «usted no dice la verdad», remató.

«No hay ninguna diligencia de embargo lanzada desde octubre de 2016», aseveró la diputada, «hasta el día 20 de abril -precisó-, cuando usted dio la orden de lanzamiento sobre cuentas corrientes, quizá para tener algún dato que ofrecer en esta comparecencia», deslizó.

La consejera afirmó la existencia de «51.496 diligencias de embargo en cuentas corrientes» durante 2018, que han procurado unos ingresos de 9,4 millones», y advirtió: «se seguirá esta labor de forma masiva».

Al respecto, Águeda Montelongo denunció que «los responsables de recaudación tienen serias dudas sobre el cumplimiento de la legalidad» de dichas diligencias al ordenarlas «sin garantías». Además, refirió varios casos de pensionistas a los que se les había embargado a pesar de tener unos ingresos por debajo del salario mínimo interprofesional, circunstancia prohibida por ley. «Son embargos que se hacen a ciegas», protestó.

Rosa Dávila lamentó el «intento de confusión». Amenazó a la diputada con sacarle los datos de deuda prescrita en la etapa en la que el expresidente del PP, José Manuel Soria, fue responsable de Hacienda -«muy superiores a los de ahora», advirtió sin llegar a mostrar ni un solo documento ni dar ninguna cifra-. Aseguró que «la media» de deuda prescrita apenas alcanza los 600.000 euros, a pesar de que solamente en 2017 prescribieron 1,4 millones, informó ella misma.