El Congreso otorga luz verde a que Canarias elija lista regional en 2019

29/06/2018

La reforma del sistema electoral acordado en Canarias se incorpora al Estatuto con el respaldo de PP, PSOE, NC y Podemos, la abstención de Ciudadanos y el único voto en contra de CC

La ponencia del Congreso encargada de estudiar el Estatuto de Autonomía terminó ayer sus trabajos con la incorporación al texto de una enmienda transaccional que modifica la reforma electoral en los términos pactados por PP, PSOE y NC en el Parlamento de Canarias: aumento a 70 escaños, uno más para Fuerteventura y lista regional de 9 diputados, acompañada de la bajada de topes al 15% insular y 4% autonómico.

Se incorporó además la propuesta de Podemos para que en el plazo máximo de tres años el Parlamento canario apruebe una ley electoral y no tenga que seguir rigiéndose por una disposición transitoria de la ley estatutaria. La inclusión de este punto adicional permitió que la formación morada se sumara al acuerdo.

A partir de ahora el Estatuto pasa a la Comisión Constitucional -los grupos parlamentarios han solicitado que se habilite una fecha para convocarla en julio- con lo que va cumpliendo el calendario para que la máxima norma autonómica pueda estar en vigor antes de que acabe el año, lo que implica que el nuevo sistema electoral se podrá aplicar ya en las elecciones de mayo del año 2019.

«Ya tenemos un texto que mejora de verdad el sistema electoral y que refleja el acuerdo que venía de Canarias», señala el diputado de NC, Pedro Quevedo, «y aunque no es todo lo que a nosotros nos hubiera gustado, lo importante es que todos hemos sido capaces de ceder para dar un paso absolutamente necesario», añade.

Respecto al plazo de tres años para aprobar una ley electoral en la Cámara regional, el diputado nacionalista admite que «puede ser un brindis al sol» pero es «una forma de añadir presión a la caldera», afirma.

Ciudadanos se abstuvo aún estando en desacuerdo con los cambios recogidos en la enmienda. Según puntualizó Melisa Rodríguez, «siempre hemos dicho que no íbamos a obstaculizar la reforma electoral aunque hubiéramos preferido otra más ambiciosa». Por parte de CC, la única formación que votó en contra, Ana Oramas aseguró que su partido «no ha hecho del sistema electoral un tema de principios» porque entiende que la aprobación del Estatuto es «esencial para Canarias». Una vez que la ley estatutaria vuelva del Senado y antes de la definitiva votación en el Congreso deberá pronunciarse el Parlamento canario sobre los cambios sustanciales.