El caso Grúas lleva a Clavijo a la Cámara sin temor a la censura

El presidente del Gobierno, Fernando Clavijo, volverá a comparecer en el Parlamento por el caso Grúas ante una oposición que aleja el riesgo de una moción de censura con la que algunos partidos políticos han estado amagando meses atrás.

Solamente Podemos promete ser hoy firme y mantenerse en lo que viene defendiendo hace tiempo: «Si en el futuro se abre una investigación a Clavijo, nosotros estaríamos dispuestos a llevar adelante esa moción de censura con el resto de las fuerzas políticas», declaró Noemí Santana a finales de 2017.

La portavoz de este grupo adelantó ayer su intención de llevar a la tribuna de oradores los «contactos informales» que asegura haber mantenido con «algunos partidos de la oposición» respecto a remover al presidente de su cargo.

Probablemente, Santana se quedará sin voluntarios. El portavoz de Nueva Canarias (NC) Román Rodríguez, no reconoce siquiera haber sido partícipe de tales tanteos -«conmigo no ha hablado nadie», aseguró- y además, «carece de sentido cuando a la legislatura le faltan apenas dos semanas para acabar».

Noemí Santana admitió el poco tiempo que queda por lo que abogó por ver como el presidente del Gobierno anuncia hoy su dimisión o se somete a una cuestión de confianza. «Así ocurrió con la expresidenta de la Comunidad de Madrid, el de Valencia o el de Murcia -recordó-. Así que, hasta los corruptos del Partido Popular han tenido la dignidad de apartarse hasta que se esclarecieran las cosas», subrayó.

Rodríguez reconoció que el hecho de que Fernando Clavijo sea el «primer presidente del Gobierno de Canarias que ha sido citado a declarar en el juzgado de La Laguna tiene un impacto en las instituciones indudable», pero advirtió que su objetivo principal es «pedirle explicaciones» en esta nueva fase del proceso judicial.

Para el portavoz del grupo Mixto, Casimiro Curbelo, el hecho de que Clavijo haya pasado de estar investigado por el caso Grúas no va a alterar la posición que mantuvo cuando el jefe del Ejecutivo autonómico compareció por el mismo asunto a iniciativa propia.

En aquel entonces, Curbelo clamó porque «no hagamos más propaganda electoral»; hoy, «será un pleno inútil, un acto de campaña electoral».

El portavoz entiende que «el marco electoral adultera los mecanismos parlamentarios que hay previstos para este tipo de situaciones». Aseveró que, «ni se va a someter a una cuestión de confianza alguien que esté en su sano juicio, ni le van a presentar una moción de censura porque no tienen valentía suficiente».

Al respecto, la portavoz del Partido Popular (PP), Australia Navarro, explicó que «con unas elecciones por medio, serán los ciudadanos los que se adelanten en exigir responsabilidades políticas» de Clavijo. El Partido Socialista Canario (PSC) no hizo declaraciones.

El portavoz de Coalición Canaria (CC), José Miguel Ruano, reiteró a través de un portavoz que «no nos cabe duda de la transparencia y honradez de Fernando Clavijo en su actuación».

Por otro lado, la portavoz del Gobierno y consejera de Hacienda, Rosa Dávila, aseguró ayer que Clavijo comparecerá hoy «con mucha tranquilidad» ante el Parlamento y «dando la cara como ha hecho siempre» para explicar su gestión en el caso Grúas antes de declarar como investigado en el Juzgado de La Laguna.

Tras la reunión del Consejo de Gobierno, Dávila indicó que el Ejecutivo espera que la oposición «intente enturbiar». En cualquier caso, hizo hincapié en que el presidente comparecerá «con toda la tranquilidad del mundo, con la certeza de que las cosas se han hecho bien, y que el expediente ha sido ejemplar».