Otro concierto de la Ser, a la Fiscalía

31/05/2020

El Ayuntamiento de Santa Cruz pagó en 2018, con CC en el poder, 40.660 euros por una actuación de Sebastián Yatra que finalmente no se produjo. Actuó en su lugar Carlos Baute, que días antes lo hizo con seis artistas más por 21.000 euros

De nuevo un concierto de los carnavales de Santa Cruz de Tenerife en la época de gobierno de Coalición Canaria en el Ayuntamiento; de nuevo la cadena Ser como organizadora del espectáculo y perceptora del dinero público y de nuevo las sospechas de que el espectáculo pudo saltarse las condiciones fijadas por las partes. Y nuevamente el asunto camino de la Fiscalía. Ramón Trujillo, portavoz de Unidas Podemos en el Ayuntamiento santacrucero, ya ha anunciado que da traslado a la Fiscalía Anticorrupción del caso desvelado esta semana por el periódico tinerfeño Diario de Avisos.

En la Fiscalía Anticorrupción se encuentra también la denuncia, con un posterior escrito de ampliación, del mismo partido tras conocerse que en 2019 el Ayuntamiento de la capital tinerfeña habría pagado un sobreprecio a un intermediario por el contrato para la actuación de Carlos Guerra y Orishas, cuando inicialmente el contrato era con Radio Club Tenerife (la Ser en Tenerife). El intermediario, un profesor de baile, aparece en el expediente con una carta de presentación que firma Lourdes Santana, directora de la Ser en Canarias.

En este nuevo caso, el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife pagó algo más de 40.000 euros a Radio Club Tenerife «por una actuación contratada para el Carnaval de 2018 que finalmente no tuvo lugar». Según avanzó Diario de Avisos, «aunque el Organismo de Fiestas capitalino, entonces presidido por la concejal Gladis de León (Coalición Canaria) ya debía de ser conocedor de la ausencia del cantante y compositor colombiano Sebastián Yatra, siguió adelante con el acuerdo previsto pese al presunto incumplimiento de lo estipulado en el Pliego de Condiciones Administrativas, a tal punto que fue días después de celebrarse el concierto donde tenía que haber actuado dicho artista cuando se firmó el contrato con la emisora de la Cadena Ser y se abonaron las cantidades acordadas como si nada hubiera pasado». Los pagos se hicieron antes de que el secretario municipal validase la contratación, lo que supondría contravenir la normativa legal.

El punto de partida es un acuerdo entre Fiestas y Radio Club para la actuación de un elenco de artistas en los días 11, 12 y 17 de febrero de 2018, «y que se llevó a cabo mediante un procedimiento negociado sin publicidad (a dedo) y tramitación de urgencia, al que se recurre por la supuesta exclusividad que la emisora tenía con dichos artistas para esos días».

El coste para el Ayuntamiento fue de 176.550 euros, IGIC incluido. «A cambio, Radio Club se comprometió a que el día 11 (Domingo de Carnaval) actuasen en el escenario de la avenida de Anaga los artistas DJ Nano, José AM DCruz y Ray Castellano (10.700 euros), mientras que en la plaza de la Candelaria lo harían Evian, Miller Brown, Claritexl, Piso 21, Carlos Baute [«o similar», se apostilla en la documentación] junto a los DJ Charli Rodríguez y Óscar Martínez (21.400 euros)».

El día 12, Lunes de Carnaval, el único artista previsto era Sebastián Yatra, por importe de 40.660 euros. Para el día 17 (Sábado de Piñata) en la avenida de Anaga se acordó la presencia de del grupo Gente de Zona, Olga Tañón y Juan Magán, por un total de 103.790 euros.

Yatra no actuó, lo que supondría una modificación sustancial del pliego de condiciones administrativas del expediente municipal. En su lugar, cantó Carlos Baute, «como informó en su día la propia web de Radio Club, a pesar de que el venezolano estaba contratado para el día anterior por un coste sensiblemente inferior». En este punto, los números son elocuentes: el día 11 Baute y otros seis artistas salían a razón de 21.400 euros en total y el día 12 los 40.000 euros previstos para Yatra se habrían pagado solo por Baute.

En el contrato, firmado por la concejala Gladis de León en nombre de Fiestas y por Lourdes Santana por de Radio Club, esta «se compromete a efectuar el servicio de Actuaciones Artísticas del Carnaval con estricta sujeción al Pliego de Cláusulas Administrativas Particulares que le es de aplicación y que forma parte inseparable del contrato».

El Ayuntamiento pagó en tres partes: el día de la firma del contrato hizo una primera transferencia a Radio Club por un total de 30.100 euros.; tres días después abonó 40.850 euros y el día 20 pagó 103.780 euros, hasta completar los 176.550 euros pactados. Sorprende que «el secretario municipal no validó esta contratación hasta el día 21».

Según apunta Diario de Avisos, llama la atención que «el coordinador de musicales de la Ser en Canarias, Alberto Palenzuela, figure en este expediente como representante de Radio Club, pero también como supuesto agente de algunos de los artistas contratados para estas actuaciones de 2018, así como la prisa dada a la hora de la tramitación: el mismo día (16 de febrero de 2018) se dataron desde las resoluciones dictadas por Gladis de León hasta la firma del contrato con Radio Club y el primero de los pagos».

Al margen de la decisión ya anunciado por Ramón Trujillo de acudir a la Fiscalía Anticorrupción, el equipo de gobierno municipal, presidido por Patricia Hernández (PSOE), ha pedido un informe jurídico sobre el expediente.