Nuevos testigos del caso Grúas apuntalan el presunto tráfico de influencias

15/11/2019

El caso Grúas se le sigue complicando al expresidente. Los testimonios de este viernes lo señalan como la persona que ordenaba a la empresa de Grúas a quién contratar

Los cuatro testigos citados este viernes en el Juzgado de Instrucción número 2 de La Laguna, en el marco de la investigación del caso Grúas, han afianzado los indicios de un presunto tráfico de influencias que habría sido cometido por el que fue concejal de Seguridad y luego alcalde de La Laguna, Fernando Clavijo, ahora senador autonómico. En sus testimonios, señalaron a Clavijo cómo la persona que indicaba a la empresa de grúas con la concesión municipal a quién había que contratar, eligiendo para ello a personas de su entorno.

Asimismo, las testigos Begoña Fernández, que fue gerente de la empresa, como Dolores Delgado, que hacía funciones de administrativa, destacaron cómo el Ayuntamiento fue exigente con la empresa cuando era propiedad de José Padilla para que cumpliese a rajatabla lo establecido en el pliego, y que esas exigencias desaparecieron cuando la compañía fue vendida a siete trabajadores que, según los testimonios, entraron en la empresa por indicación del propio Clavijo. Tanto Begoña Fernández como Dolores Delgado subrayaron que no eran personas capacitadas para llevar la compañía y la propia Begoña Fernández así se lo hizo saber al Ayuntamiento lagunero.

Este viernes, las defensas trataron, como ya pasó el jueves, cuando declararon José Padilla y el actual dueño de la empresa, que no se tomasen las declaraciones alegando que el procedimiento corresponde ya al Tribunal Supremo dada la condición de senador autonómico de Clavijo. Desde la Fiscalía se aclaró que mientras no conste en autos el certificado del secretario del Senado acreditativo de que Fernando Clavijo forma parte de la Diputación Permanente de la Cámara Alta, no puede surtir efecto la exposición razonada que la jueza ya envió al Supremo, en la que se refería a dos presuntos delitos por los que se investiga al expresidente (malversación y prevaricación). En ese escrito no se hace referencia al presunto tráfico de influencias, sobre el que han girado en gran medida las declaraciones del jueves y este viernes.

La jueza acordó en todo caso continuar con las diligencias ya fijadas con anterioridad «por entender que en tanto en cuanto se resuelva lo que procede por el TS, tanto declarando nula la exposición razonada como declarando su competencia para conocer la causa contra el Sr. Clavijo y eventualmente reclamar el conocimiento de toda la causa contra el resto de los investigados, este juzgado sigue siendo el competente para seguir practicando las pruebas».