Imagen de archivo el consejero Valbuena en el Parlamento. / Flickr del parlamento

Sin noticias del convenio de obras hidráulicas

En 2018, Canarias y Madrid firmaron un plan por casi 1.000 millones. A finales de 2022, el Gobierno 'ultima' un convenio por 300 millones que seguramente no verá la luz este mandato

B. Hernández
B. HERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

Aprincipios de diciembre de 2018, el Gobierno de Canarias firmó con el Estado el protocolo de obras hidráulicas, una especie de hoja de ruta previa a la firma de tres convenios.

Se garantizaba en este documento la inversión estatal de 915 millones de euros durante 12 años con el objetivo de desarrollar en 186 actuaciones. Solo el primero de estos programas contemplaba actuaciones por 296 millones. Nunca fue suscrito.

Cuatro años después y a escasos meses de acabar la legislatura, la Consejería de Transición Ecológica y Lucha contra el Cambio Climático indica que sigue «ultimando» un nuevo proyecto que establece las prioridades que en esta materia tiene la comunidad autónoma y que, tal como ha señalado el consejero José Antonio Valbuena en el Parlamento, registraría obras por 300 millones de euros.

Meses después del compromiso suscrito entre el Gobierno de CC con la ministra Teresa Ribera y con la llegada del pacto de progreso al archipiélago en 2019, el departamento de Valbuena decidió actualizar este convenio para dar prioridad a las actuaciones preferentes que determinaran los cabildos y el propio Ejecutivo regional ante la imposibilidad de llevar a cabo las obras registradas en el protocolo.

Dificultades

Y es que el documento que quedó en suspenso establecía la voluntad de ambas partes para cerrar tres convenios consecutivos, cada uno de cuatro años, con casi 200 obras declaradas de interés general distribuidas por todas las islas y que en un 60% tenían que ver con saneamiento y depuración, pero también con abastecimiento, drenaje, producción de agua (desalación), captación de aguas subterráneas, transporte o almacenamiento.

Sin embargo, el consejero apuntó entonces en comparecencias parlamentarias que muchas de esas obras -que calificó de imprescindibles y prioritarias por estar ligadas a infracciones de la Unión Europea (UE)- no contaban con un proyecto redactado y las que lo tenían no contaban con declaración de impacto ambiental o no disponían de suelo, y por tanto no se podían iniciar.

Detallaba Valbuena que de las 73 actuaciones contempladas en el primer convenio, repartidas entre las siete islas y 27 de ellas relacionadas con infracciones europeas, la comunidad autónoma no tenía ninguna lista para ser licitada.

Solo nueve obras, todas en Tenerife, disponían de proyecto gracias a la decisión del Cabildo de contratar la gestión de las obras con la sociedad mercantil estatal Acuaes (Aguas de las Cuencas de España), una vía a la que el Gobierno de Canarias quería impulsar con el resto de los cabildos para agilizar obras pendientes.

Dejación

Al respecto, Narvay Quintero, diputado de Coalición Canaria y el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas en 2018 y encargado de firmar el protocolo de Obras Hidráulicas con la ministra Ribera, da «por perdida esta legislatura» en cuanto a la ejecución de estas actuaciones.

Hace hincapié en que «claramente se ha producido una doble dejación por parte del Gobierno de Canarias en este asunto: una por no firmar el nuevo acuerdo que dice que está redactando desde hace bastantes meses y otra por no exigir a Madrid que se ejecute el anterior».

En su opinión, se ha llegado a esta situación porque «el Estado nunca tuvo intención de dar ni una parte de estos casi 1.000 millones a la comunidad autónoma y el Gobierno de Canarias no se enfrenta al Gobierno central para exigir que se cumpla este compromiso» que recuerda, está «firmado» y por tanto tiene «todo el valor».

Subraya además al respecto la escasa información que facilita la Consejería de Transición Ecológica, ya que, «a principios de junio, el consejero manifestó en una comisión del Parlamento que se estaba cerrando la redacción del nuevo convenio y que estaría firmado en el plazo de un mes, pero nunca hemos vuelto a saber nada».

Iniciativa parlamentaria

Ante esta circunstancia, los nacionalistas han presentado una nueva iniciativa en la Cámara para conocer si se han producido avances en este sentido.

En cualquier caso, reitera Quintero que, a estas alturas del mandato, será complicado firmar un nuevo convenio con el Ministerio de Transición Ecológica «y practicamente imposible ejecutar alguna de las obras» que se incluyan en el mismo.

Recuerda el exconsejero de Coalición Canaria que parte de los fondos destinados al convenio de Obras Hidráulicas sellado en 2018 provenían de la Unión Europea. Aunque no cree que estas partidas se hayan perdido, sí indica que «igual se han derivado a otras comunidades autónomas con las que sí se han firmado y puesto en marcha convenios similares», subraya.

En el momento de suscribir el protocolo, también se firmó el denominado 'Convenio chico', un programa anual que contaba con una partida de 10 millones de euros y que incluía obras de saneamiento y depuración de interés regional y ejecutadas por los cabildos. El de 2018 era el segundo convenio de estas características y, según Quintero, registra las únicas obras ejecutadas.