Política

Montero ignora las demandas de Canarias

01/08/2018

La ministra de Hacienda sigue sin dar respuesta a la flexibilización de la regla de gasto que le reclama el Gobierno autónomo para poder destinar 600 millones de euros más en los presupuestos de 2019 a educación, sanidad y servicios sociales

Canarias va a tener que seguir esperando para saber si Hacienda accede o no a flexibilizar la regla de gasto a las autonomías cumplidoras, porque la ministra María Jesús Montero volvió ayer a dejar sin respuesta la demanda que el Gobierno regional llevó por segunda vez al Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) para poder destinar 600 millones más a los servicios públicos esenciales.

Igual que ya hiciera la semana pasada en el pleno del Congreso, donde ni siquiera contestó a la intervención de la diputada de CC, Ana Oramas, cuando esta le pidió que fijara un techo de gasto individualizado para cada comunidad autónoma en función del cumplimiento de los criterios de estabilidad, Montero también ignoró ayer la petición expresa que en el mismo sentido le planteó la consejera canaria de Hacienda, Rosa Dávila.

«Ese era el principal asunto de interés para Canarias en este Consejo de Política Fiscal y Financiera y ha decaído», señaló Dávila al término de la reunión, «y lo que queda es una situación insólita que no se ha dado nunca en el marco de la Unión Europea, no ha prosperado la senda de estabilidad y por tanto el Gobierno de España va a tener que mandar una nueva al Congreso en el plazo de un mes», añadió.

Según la consejera canaria, la ministra de Hacienda ha adelantado su intención de volver a proponer unos objetivos de déficit para el periodo 2019-21 similares o incluso idénticos a los que ya fueron rechazados por la mayoría del Congreso el pasado viernes, por lo que la sensación generalizada entre las autonomías es que Montero «tampoco parece esperar novedades y casi está dando por sentado que no van a prosperar, porque van a hacer lo mismo», expuso.

De hecho, Rosa Dávila explicó que la ministra de Hacienda invitó a las comunidades autónomas a empezar a elaborar sus presupuestos del próximo año con los objetivos de estabilidad vigentes aprobados por el anterior titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, que son los que se mantendrían en caso de que no se apruebe la nueva senda que plantea el Gobierno del PSOE. Canarias va a esperar todo lo posible para ver si logra que el Estado le flexibilice la regla de gasto a tiempo de incorporar a su proyecto presupuestario los 600 millones extra para educación, sanidad y servicios sociales. La negociación se hará a partir de ahora durante el mes de agosto directamente entre los partidos políticos.