Imagen de Vidina Espino y Ricardo Fernández de la Puente en foto de archivo. / europa Press

Grupo Mixto, pocos y mal avenidos

Espino anuncia que cede 200.000 euros del grupo a los damnificados de La Palma y Fernández de la Puente puntualiza que no es posible

B. HERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

«Vidina Espino dona a La Palma 200.000 euros». Es el titular de un comunicado de la diputada del Grupo Mixto por Gran Canaria, en el que se matiza posteriormente que se trata de una solicitud ante la Mesa del Parlamento y que los fondos procederían de los remanentes del Grupo.

Esta posición, presentada ayer publicamente en rueda de prensa, fue contestada inmediatamente por el otro diputado del Mixto y hasta hace un par de meses compañero de Ciudadanos, Ricardo Fernández de la Puente, dejando claro -mediante un comunicado en el que, hasta en tres ocasiones la llama diputada tránsfuga- que esta iniciativa no fue consensuada.

El parlamentario de la formación naranja aclaró que no es posible llevar a cabo esta donación porque los recursos destinados a los grupos de la Cámara regional son finalistas y no se les puede dar un uso distinto al que está consignado. La cantidad propuesta de 200.000 euros se sumarían, si prospera la iniciativa, a una cantidad igual donada por el Parlamento de Canarias y que en el caso del Grupo Mixto se han conseguido gracias «a ser ahorrativo y riguroso», apuntó Vidina Espino.

Este desacuerdo es solo una muestra de la tensión entre los dos diputados, hasta hace un par de meses representantes del mismo partido. El Mixto 'acogió' al principio de esta legislatura a ASG y Ciudadanos, pero una vez que Casimiro Curbelo consiguió un grupo propio, solo quedaron los dos miembros de la formación naranja. A mediados de julio, Espino anunció en un pleno que abandonaba Cs por desacuerdos con la posición del partido sobre el REF, aunque desde la organización se dio una explicación diferente: se fue antes de que la relevaran como portavoz. A pesar de su baja, permanece en el Grupo Mixto gracias a una excepción del Reglamento. Mientras su excompañero de filas pedía que se la colocara como 'no adscrita', NC reclamó la intervención del Consultivo para resolver esta «laguna». Espino se refirió en su intervención de ayer a este asunto y recalcó que, según el Reglamento del Parlamento y las leyes españolas, «no soy tránsfuga». Argumentó que «no me he pasado a otro partido ni he usado mi voto para que se produzca un cambio de gobierno», por lo que entiende que la ley está de su parte.

La diputada volvió a denunciar «la persecución» que ha emprendido contra ella «un partido que se llama nacionalista, que dice defender los derechos de los canarios», en referencia a Nueva Canarias, de quien agregó que «su creación se produce como consecuencia del mayor caso de transfuguismo de la historia de Canarias». Personalizó esta persecución en el comportamiento del líder de NC, Román Rodríguez, por «la defensa de los intereses de los canarios» que ella ejerce y que la ha llevado a «decirle unas cuantas verdades» al también vicepresidente del Gobierno. No es la primera vez que Espino acusa a Rodríguez de intentar impedirle intervenir en el Parlamento y en un pleno a principios de septiembre le advirtió con una denuncia por prevaricación si no se abstenía de su hostigamiento hacia ella. Según Vidina Espino, al vicepresidente del Gobierno canario, «la crítica política le incomoda».

También señaló que, en 40 años, el Parlamento solo ha solicitado al Consejo Consultivo seis dictámenes y para asuntos «de gran trascendencia». Uno de esos seis es el de su situación como diputada, «saltándose además a los servicios jurídicos de la Cámara», quienes, en su opinión, «con toda probabilidad hubieran dicho que en el Parlamento deben aplicarse el Reglamento y las leyes, no los pactos entre partidos, pues no son ley».

Tras la rueda de prensa y «ante las graves afirmaciones y acusaciones vertidas» por Espino, el diputado de Cs, Fernández de la Puente, como parte también del Grupo Mixto contestó a la «teatral» intervención de la parlamentaria para señalar que a pesar de haber anunciado acuerdos en nombre del grupo, no fueron consensuados. Tras mostrar su solidaridad con los palmeros ante la tragedia que están viviendo tras la erupción del volcán, Fernández de la Puente acusa a su excompañera de partido de usar el drama de La Palma «para lucimiento propio». Respecto a los remanentes del Grupo Mixto, el diputado naranja mantiene que «tanto los servicios jurídicos de la Cámara como el órgano fiscalizador han hecho saber que no es posible tal donativo puesto que la subvención con que se dota a los grupos parlamentarios es de carácter finalista y no se puede destinar al fin pretendido por el mero hecho de que una diputada tránsfuga así lo estime oportuno». Insiste en que demandarán toda la ayuda necesaria para los damnificados palmeros pero «no al dictado de una tránsfuga».

En cuanto a las «graves» afirmaciones acerca de otras formaciones políticas así como del vicepresidente, Cs «quiere dejar meridianamente claro que son única y exclusivamente opinión de la diputada tránsfuga y no, obviamente, del Grupo Mixto–Ciudadanos».