Los funcionarios exigen al Gobierno la apertura de la negociación colectiva

16/10/2019

Las organizaciones sindicales CC OO, CSIF y UGT se mantienen «alerta» ante la elaboración del próximo presupuesto de la comunidad autónoma para que no se vuelvan a recortar sus derechos

Los sindicatos UGT, CC OO y CSIF exigen al Gobierno regional la apertura de la negociación colectiva del personal público y lamentan que no se les haya convocado para conocer sus propuestas respecto al Presupuesto General de la Comunidad Autónoma, que debe ser entregado al Parlamento de Canarias antes de finales de este mes.

Los líderes de estas tres formaciones sindicales mantienen como principal demanda seguir avanzando en la recuperación de los derechos sociales que la plantilla púbilca perdió durante la pasada crisis económica y definir la masa salarial, así como que el Ejecutivo autonómico cumpla con los acuerdos firmados a nivel nacional -alcanzados con el Gobierno del PP y asumidos por el presidente socialista, Pedro Sánchez- y trasladados a las islas en la legislatura pasada.

Así, los dirigentes de CC OO, José Ramón Barroso, y UGT, Francisco Bautista, consideran como medidas prioritarias impulsar los planes encaminados a estabilizar y consolidar el empleo en la plantilla pública, de tal manera que en 2022 la tasa de temporalidad no supere el 8%. Para ello, «es preciso convocar la oferta de empleo público precisa, incluidas las convocatorias permitidas por la ley que supongan más de un 100% de reposición, porque son de urgente necesidad», puntualiza Bautista.

En estos momentos, apuntan, la temporalidad supera, de media, el 35% en todos los sectores de la comunidad autónoma, mientras que el déficit de personal ronda el 40% en todos los servicios públicos esenciales, señala Barroso. En opinión de ambos sindicalistas, mejorar las plantillas es fundamental para ofrecer servicios públicos de calidad.

Bautista también hace hincapié en que el anteproyecto de la ley de presupuestos de la comunidad autónoma para el próximo año tampoco recoge la previsión de un incremento salarial del 2% previsto por el Gobierno del Estado y que en Canarias supondría en torno a 80 millones.