Consecuencias del retraso de los planes hidrológicos

La UE amenaza otra vez a las

islas con multas millonarias

09/03/2018

La Comisión Europea vuelve a amenazar a Canarias y a España con la aplicación de multas millonarias por el retraso en el cumplimiento de la directiva de Aguas del año 2000. En esta ocasión, Bruselas alerta con multas por la demora en la aprobación de los planes hidrológicos insulares y de los necesarios en caso de inundación.

Hace cuatro años, en la última etapa del Gobierno de Paulino Rivero, la Comunidad Autónoma escapó ya por los pelos de que la UE aplicara sanciones de millones de euros por el enorme retraso en la aprobación de la normativa en materia de aguas. Entonces, Bruselas perdonó a Canarias la multa gracias a que el Ejecutivo logró aprobar en año y medio los planes hidrológicos de cada isla que arrastraban seis años de demora y que estaban empantanados por culpa de la farragosa normativa territorial del archipiélago.

La Directiva Marco de Agua aprobada por Bruselas en el año 2000 ordenaba que en el plazo máximo de nueve años todas las regiones debían tener aprobado sus correspondientes planes hidrológicos. En el caso de Canarias, esa ley se cumplió seis años después: entre marzo y noviembre de 2015, tiempo en que el Gobierno canario logró aprobar los textos insulares tras quitar esa competencia a los cabildos.

Sin embargo, la citada directiva imponía que esos planes hidrológicos tenían que ser un documento «dinámico» que debía revisarse «cada seis años», lo que implica que cuando el archipiélago logró esquivar la primera amenaza de multas millonarias por parte de Bruselas -en 2015- ya estaba incumpliendo ese segundo plazo obligatorio. El tiempo se ha vuelto a echar encima de los corporaciones insulares y, una vez más, ha tenido que ser el Ejecutivo el que acometa los trabajos como máximo responsable del cumplimiento de las normas europeas.

Lo mismo ocurre con los planes obligatorios que, según impone la UE, debe tener cada isla ante el riesgo de inundaciones. Canarias ha vuelto a incumplir de largo los plazos de Bruselas y la Comisión Europea ha abierto un segundo expediente solicitando al Tribunal de Luxemburgo que imponga sanciones a España y a la Comunidad Autónoma. Por un retraso similar, la UE impuso ya al gobierno de Italia una multa diaria de varios millones de euros hasta que cumpliera la normativa de aguas.