Relaciones Canarias-Estado

Empujón final al nuevo convenio de carreteras

20/11/2017

El Gobierno de Canarias espera que hoy el Ministerio de Fomento ponga ya fecha definitiva a la firma del nuevo convenio de carreteras y que lo haga antes de que acabe el año, para que el acuerdo bilateral pueda entrar en vigor el 1 de enero de 2018, como estaba previsto.

La de hoy es una reunión técnica, sin cargos políticos de primera línea, pero el Gobierno canario espera que del encuentro -anunciado en el Parlamento la semana pasada por el vicepresidente del Ejecutivo regional y consejero de Obras Públicas, Pablo Rodríguez- salga de una vez por todas una fecha para la firma del nuevo convenio de carreteras, que Fomento se había comprometido en principio a suscribir en octubre.

El convenio actual, vigente desde 2006, culmina al final de 2017 y aunque el ministro, Ínigo de la Serna, ha dado garantías de que habrá recursos en cualquier caso para que se ejecuten los proyectos previstos en 2018, el Gobierno canario quiere que el nuevo acuerdo quede firmado antes de que acabe el año, para que se cumpla lo pactado y no haya retrasos.

Desde antes de verano hay un borrador de convenio muy avanzado sobre la mesa de la comisión mixta de carreteras Estado-Canarias y en teoría el nivel de acuerdo es muy alto, por lo que desde el Ejecutivo autónomo no se acaba de entender que Fomento siga aplazando la firma indefinidamente.

En el último encuentro entre De la Serna y Rodríguez, que tuvo lugar en el mes de octubre, el ministro de Fomento despertó algún recelo al afirmar que al finalizar la vigencia del convenio actual habría que buscar una «fórmula jurídica» para poder seguir ejecutando las obras en curso, en lo que se interpretó como una alusión a una eventual adenda para prorrogarlo un año, pero no se refirió a la esperada firma del nuevo convenio ni adelantó fecha alguna.

Lo que existe de momento un acuerdo político para evitar que las Islas se queden sin recursos para carreteras el año próximo, una vez que el 31 de diciembre expire la vigencia del convenio actual. Legalmente, si no se firma el nuevo convenio no habría partida financiera en 2018 –ni siquiera si se mantuviera la prórroga de los Presupuestos del Estado de 2017-, pero el compromiso de Fomento garantiza que en el peor de los casos se mantengan los 219 millones de euros que están recogidos este año en las cuentas estatales.

En principio, la pretensión del Gobierno de Canarias es que con el nuevo convenio la partida del año próximo -si hay nuevos Presupuestos-, sea de 250 millones de euros. Pablo Rodríguez considera fundamental suscribir el nuevo convenio como garantía para que la obra nueva, que tiene un plazo de ejecución amplio, no se vea perjudicada por falta de marco jurídico.

2.500 millones de inversiones en obras

Ejecución. El convenio que Canarias negocia con el Estado, con vigencia de ocho años ampliable a doce, incluye la ejecución de las obras que ya están en marcha, las que aparecen en el convenio actual y no se han podido ejecutar por los recortes, y las necesidades de obra nueva surgidas en los últimos años.

Dotación. El montante de inversión del nuevo acuerdo de carreteras es de 2.500 millones de euros. El Gobierno canario y el Ministerio de Fomento tienen además un preacuerdo para que el Estado abone los 757 millones que adeuda a las Islas en concepto de lo que ha dejado de aportar en partidas entre 2012 y 2016.

Equilibrio. El listado de obras que el Ejecutivo canario ha trasladado a Fomento para dar forma al nuevo convenio supera las 80 actuaciones -incluidas las carreteras que quedan pendientes del vigente-, que han sido consensuadas entre el Gobierno de Canarias y los cabildos «con criterios de equilibrio».