El Gobierno pide no cuestionar el Fdcan en base a «intuiciones»

29/01/2020

La mayoría del cuatripartito comparte con la Audiencia de Cuentas que las corporaciones locales pueden afrontar actuaciones acogidas al Fondo de Desarrollo de Canarias. Curbelo rechaza cambiar los ejes y ceder más recursos al Gobierno para financiar las políticas sociales

La Audiencia de Cuentas duda de que al Gobierno autonómico le convenga ceder los 160 millones del Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan) a cabildos y ayuntamientos cuando estos tienen dinero de sobra que pueden emplearlo en algunas de las actuaciones contempladas en el mencionado fondo y, al menos, tres de los cuatro partidos que forman el pacto de Gobierno manifiestan estar de acuerdo con ello.

Sin embargo, el viceconsejero de Presidencia del Ejecutivo, Antonio Olivera, consideró ayer que las opiniones vertidas están basadas en «intuiciones», por lo que apela a esperar por el estudio de evaluación encargado a la empresa auditora Deloitte para hablar con datos.

«El Fdcan está en evaluación, no en cuestión», aclaró Olivera un día después de que uno de los socios del pacto, Nueva Canarias (NC), se ratificara a través de un comunicado en la «obligación de replantearse el destino del fondo».

«A nosotros nos gusta trabajar más con datos que con intuiciones o lo que cada uno creía o le apetecía -señaló el viceconsejero-. Lo que toca es hacer la evaluación real, ver si funciona o no el Fdcan y tomar las decisiones oportunas siempre con el acuerdo de las corporaciones locales», apostilló.

El representante gubernamental explicó que el estudio de evaluación no solo mostrará cómo se ha ejecutado el Fdcan, sino también su impacto en la economía y apuntará lo que se puede mejorar. Con todo ello, «sacaremos las conclusiones sólidas y entonces podremos hacer una reflexión amplia».

Cuando se abra la fase de la reflexión, habrá llegado el momento de replantear o no los ejes del Fondo de Desarrollo de Canarias, añadió Olivera.

Pero para el secretario general de la Agrupación Socialista Gomera (ASG), Casimiro Curbelo, resulta «innecesario» modificar el eje de infraestructuras, el único que el presidente del Gobierno, Ángel Víctor Torres, anunció estar dispuesto a reorientarlo hacia actuaciones de carácter social.

«El Gobierno perfectamente puede emplear parte de los recursos para financiar la puesta en marcha de la renta ciudadana o la Ley de Servicios Sociales sin tocar la parte que corresponde a los cabildos», reconvino Curbelo. «Tampoco hay problema para que el destino de las inversiones esté relacionado con energías renovables o la lucha contra el cambio climático, como de hecho se está haciendo ya», añadió.

El máximo responsable de ASG tachó de «simplistas» las recomendaciones de la Audiencia de Cuentas dado que el Fdcan es una «herramienta muy potente para redistribuir los recursos a las corporaciones que tiene más dificultades».

Sin embargo, el portavoz del grupo parlamentario Sí Podemos, Manuel Marrero, respalda la consideración del órgano fiscalizador y plantea la conveniencia de que «cabildos y ayuntamientos empleen el superávit para acometer las inversiones financieramente sostenibles y que el Gobierno pueda disponer del Fdcan para implantar la educación de cero a tres años, aumentar la vivienda pública y desarrollar proyectos relacionados con la sostenibilidad medioambiental».

El diputado del Partido Socialista Canario (PSC), Iñaki Lavandera, también respalda a la Audiencia de Cuentas. No obstante, señaló que «hay un criterio de oportunidad política y de realidad de la gestión» en cuanto a que «hay unos compromisos adquiridos y una planificación plurianual de inversiones que no se pueden obviar».