La consejera de Derechos Sociales, Noemí Santana, ayer durante una rueda de prensa. / EFE

El Gobierno lleva a la Fiscalía la denuncia sobre Porto Bello

La investigación interna no detecta los delitos sexuales de la acusación anónima pero sí «deficiencias» en la atención a los menores

Loreto Gutiérrez
LORETO GUTIÉRREZ Madrid

La consejera de Derechos Sociales del Gobierno de Canarias, Noemí Santana, anunció ayer que su departamento ha remitido a la Fiscalía de Menores y a la Policía Canaria la denuncia anónima que alertaba de delitos sexuales en el recurso de acogida de menores habilitado en los apartamentos Porto Bello, en el municipio grancanario de Mogán. Junto al correo electrónico recibido el 31 de mayo, la consejería ha enviado también el resultado de la investigación interna realizada por la Dirección General de Atención a la Infancia y a la Familia, en la que no se han detectado los presuntos delitos descritos en la denuncia –agresiones sexuales y prostitución- aunque sí «algunas deficiencias» en la atención que se presta a los menores, que la consejera no concretó.

La investigación interna, según señaló Santana, se ha llevado a cabo en colaboración «en todo momento» con la ONG Fundación Responsabilidad Social Siglo XXI que presta el servicio de guarda de los menores, con la Policía de Canarias y «siempre con el conocimiento de la Fiscalía de Menores», aseguró. «A pesar de tratarse de una denuncia anónima se decidió actuar dada la gravedad de los hechos denunciados», indicó. «La Consejería ha actuado con contundencia y ahora quien debe resolver es la Policía Canaria –que tiene las competencias en la Unidad del Menor- y la Fiscalía», expuso la titular de Derechos Sociales, «nosotros haremos el acompañamiento y nos personaremos en la causa si se confirman los indicios de delito, pero ya hemos hecho lo que teníamos que hacer, que es ponerlo en conocimiento de la policía y de la justicia», añadió.

Santana explicó que la denuncia anónima señala con nombres y apellidos a algunas de las personas supuestamente implicadas en los hechos que se relatan -sin especificar cuándo comenzaron a producirse los presuntos abusos y agresiones sexuales en Porto Bello-, aunque evitó dar más detalles sobre los delitos denunciados porque «son muy graves» y afectan a menores protegidos. Lo que sí aclaró la consejera es que la investigación interna realizada por los técnicos de la Dirección General de Protección a la Infancia y la Familia ha detectado únicamente «ciertas deficiencias» que no están vinculadas a los hechos que se denuncian. «Son otro tipo de deficiencias», insistió, sin aclarar cuál es su naturaleza ni su gravedad.

Aseguró asimismo que con anterioridad en ningún momento la Consejería ha tenido conocimiento de irregularidades en la labor de guarda que presta la Fundación Siglo XXI, ni directamente por parte de los trabajadores ni por ninguna otra vía, hasta que se recibió el correo electrónico anónimo que ahora su departamento ha remitido a la Fiscalía y a la Policía Canaria. «Las inspecciones por parte Dirección General de Protección a la Infancia son constantes, no solo a esta ONG sino a todas las que prestan el servicio de guarda para la comunidad autónoma, y no hemos recibido ninguna denuncia formal», aseguró.

Santana recalcó que ya se están trasladando a los menores acogidos en Porto Bello a otras instalaciones más apropiadas de Canarias y de la Península. «Para nosotros siempre ha sido una prioridad cerrar los dispositivos de acogida ubicados en alojamientos turísticos, porque siempre hemos dicho que este tipo de instalaciones no son idóneas para albergar a niños y adolescentes», indicó, «pero ante la emergencia migratoria y humanitaria con más de 2.700 niños tutelados tuvimos que hacer uso de esos dispositivos de emergencia», añadió.

Según expuso, en mayo ya se cerró el recurso denominado Tamanaco, y en el caso de Porto Bello desde el 1 de junio se ha trasladado ya a una parte de los menores, y ayer mismo a otros 43. «Porto Bello tuvo alrededor de 170 plazas cubiertas y hoy quedan 121, se va a continuar con los traslados y esperamos que pueda cerrarse a mitad de julio», señaló.