Imagen de la llegada de una de las últimas pateras a Arrecife, Lanzarote. / EFE

El Gobierno garantiza que la hoja de ruta con Marruecos se está cumpliendo

La oposición cuestiona sobre asuntos pendientes como el reparto de menores, el acuerdo firmado por Sánchez o la delimitación de aguas

Ingrid Ortiz Viera
INGRID ORTIZ VIERA Las Palmas de Gran Canaria

La reanudación de la actividad parlamentaria sigue poniendo sobre la mesa el asunto migratorio entre sus prioridades. Sin embargo, en las bancadas del salón de plenos la imagen apenas ha variado: mientras que la oposición critica la gestión deficiente del Gobierno de Canarias, los responsables políticos garantizan que se han hecho «avances».

La presión migratoria en las islas, los acuerdos con Marruecos firmados por Pedro Sánchez y las reuniones sobre la delimitación de aguas fueron las principales cuestiones debatidos en la sesión de este martes. Sobre las dos últimas insistió el diputado del grupo Nacionalista, Juan Manuel García Ramos, apuntando a la falta de información sobre si se han producido las reuniones previstas.

El consejero el consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, Julio Pérez se escudó en la falta de competencias del Gobierno autonómico para dar cumplimientos a los puntos del acuerdo que se firmó el pasado 8 de abril, pero garantizó que sí se ha notado una mejor relación con Marruecos en las intercepciones de las pateras.

«Nosotros tenemos la obligación de mantener la esperanza (...) La percepción es que sí está habiendo una mayor implicación por parte de las autoridades del reino alauita», manifestó Pérez. También reconoció el consejero haberse reunido telemáticamente con la comisión negociadora para delimitar la mediana, a la espera de poder celebrar un encuentro presencial.

Queda pendiente, por otro lado, finalizar la comisión de estudio sobre inmigración del Parlamento. La última sesión se celebró el 30 de junio, a falta de una sesión más en la que se espera que participe un miembro del Gobierno de España antes de plantear las conclusiones del relator.

Con respecto a la presión migratoria, el líder del PP, Manuel Domínguez, se unió a las críticas de CC, y volvió a señalar la sumisión de Torres frente a Sánchez quien, a su juicio, pretende convertir a Canarias en una cárcel. «Usted ha aprovechado cada oportunidad para publicitarse», espetó.

Por su parte, el presidente autonómico resaltó nuevamente que la única competencia en las islas corresponde a los menores de edad y ha criticado el uso de un discurso «de ultraderecha» para hacer política.