Imagen de archivo del vicepresidente, Román Rodríguez, con la portavoz del PP, Australia Navarro. / EFE

El Gobierno, «sin excusas» para no bajar los impuestos

La oposición en peso ha puesto el foco en el aumento de la recaudación fiscal en las islas para reclamar bajadas impositivas

B. Hernández
B. HERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

La portavoz del Grupo Popular, Australia Navarro, pidió esta semana al Gobierno de Canarias que «deje de hacer caja con la inflación y baje los impuestos de una vez». Es la misma posición que ha adoptado toda la oposición después de conocer los datos de recaudación de impuestos propios de la comunidad autónoma correspondientes al mes de febrero.

Los populares, CC y el Grupo Mixto coinciden en señalar que el Ejecutivo «se queda sin excusas» para no atender su demanda de rebaja fiscal que compense las consecuencias de la guerra en Ucrania y la inflación.

Los ingresos correspondientes al Bloque Canario de Financiación en los dos primeros meses del año alcanzan los 445 millones, 173 millones más que en el mismo periodo del año pasado, es decir un 64% más según los registros de la Agencia Tributaria Canaria (ATC). Solo el acumulado del IGIC en enero y febrero sumó 404 millones de euros, lo que significa 160 millones más que en estos meses de 2021 (+66%).

Australia Navarro ha destacado que las arcas públicas «casi han duplicado los ingresos por IGIC» y ha hecho hincapié en que «media Europa ha optado por poner en marcha programas de alivio fiscal como la manera más directa para compensar la carestía de la vida» a sus ciudadanos.

Son decisiones que, a juicio de la dirigente popular, ponen en evidencia «la demagogia de los gobiernos de izquierda tanto de España como de Canarias», por lo que instó al vicepresidente y responsable de la Hacienda autonómica, Román Rodríguez, a que explique a los canarios «por qué en el resto de Europa bajar impuestos beneficia al pueblo y sirve para controlar la inflación, mientras que en España y en Canarias es una receta demagógica e irresponsable».

La portavoz del Grupo Popular en el Parlamento de Canarias criticó además en el pleno de la Cámara celebrado esta semana que el Gobierno autonómico «se aproveche de la penuria de los canarios para incrementar la recaudación».

En el mismo sentido se han manifestado los dirigentes de Coalición Canaria, y ayer mismo en la Cámara, la diputada Rosa Dávila acusaba al Gobierno de que «solo quiere recaudar más», poniendo de ejemplo de los ingresos obtenidos por el IGIC y afeando al Ejecutivo su «crueldad e inacción» para bajar impuestos.

Los nacionalistas entienden además que es preciso incrementar las ayudas a los sectores más afectados por el alza de los precios, fundamentalmente al sector primario.

Desde el Grupo Mixto, la diputada Vidina Espino indicó que «con una inflación disparada, que está devorando los salarios y las pensiones, el Gobierno de Torres está sacando tajada y recaudando más que nunca».

Explicó que «no se trata de que recauden menos, sino de que no ingresen de más a costa de las familias que no llegan a fin de mes, y de los autónomos y pymes que no saben como pagar las facturas».

Por eso, entiende la parlamentaria Espino que es preciso ajustar los tramos del IRPF a la situación de inflación real y a la capacidad de los contribuyentes «y Canarias tiene herramientas para hacerlo», afirma.

Por su parte, el otro diputado del Grupo Mixto, Ricardo Fernández de la Puente (Ciudadanos), indico también que el aumento de la recaudación del IGIC que se ha hecho público por la Agencia Tributaria Canaria «pone en evidencia» los criterios que han seguido el Gobierno y los grupos que lo apoyan.

«La recaudación ha aumentado y dado el momento en el que estamos, es fundamental reducir la presión fiscal a los ciudadanos». Aboga por bajar el tipo del IGIC «para que los ciudadanos tengan más liquidez en los bolsillos, sobre todo teniendo en cuenta la alta inflación y cómo está afectando a los consumidores».

Desde Cs se insiste en que se debe producir una rebaja fiscal «moderada que traslade el incremento a los bolsillos de los ciudadanos y no a las arcas de las administraciones».

La recuperación económica tras la crisis generada por la pandemia y el alza generalizada de los precios causada por los altos índices de inflación que se están registrando desde mediados de 2021 justifican el importante incremento en la recaudación de impuestos propios en el archipiélago.

Destaca fundamentalmente el IGIC, cuya recaudación subió un 66% en enero y febrero respecto al mismo periodo del año pasado y casi un 29% sobre 2020. Además, los datos de Hacienda indican que el AIEM dejó unos ingresos superiores en un 56% a los dos primeros meses del año pasado y un 86% respecto al periodo previo a la pandemia. En cambio, el impuesto de matriculaciones sigue sin remontar y se sitúa en un 11% menos.