Imagen de la visita de Pedro Sánchez a Mohamed VI en abril, con la que se retomaron las relaciones diplomáticas. / EFE

El Gobierno excluye a Canarias de las reuniones con Marruecos para fijar los límites marítimos

No hubo presencia del Ejecutivo regional en el encuentro que tuvo lugar el 11 de octubre en Madrid. CC denuncia la «total opacidad» estatal

Loreto Gutiérrez
LORETO GUTIÉRREZ Madrid

El Gobierno central facilita a cuentagotas la información sobre la negociación con Marruecos para delimitar los espacios marítimos de la fachada atlántica y cuando lo hace evita entrar en detalles.

Hasta ahora solo constaba que el grupo de trabajo hispano-marroquí, reactivado tras la visita de Pedro Sánchez a Rabat, se había reunido en una ocasión el 29 de junio, sin presencia del Gobierno de Canarias -que solo participó en la reunión interna preparatoria previa-, pese al compromiso expreso del Ministerio de Exteriores.

La justificación en aquella ocasión fue que se trataba de un primer encuentro para establecer el método de trabajo y el calendario, y se planteó la posibilidad de que un representante de las islas se incorporara a las siguientes reuniones.

Ahora se ha sabido que desde entonces el grupo de trabajo bilateral se ha reunido al menos en dos ocasiones más, la última a mitad del mes pasado, sin presencia canaria y sin que haya trascendido su contenido.

En respuesta a una pregunta escrita de CC en el Congreso, el Gobierno señala que aunque no existe un calendario prefijado el grupo de trabajo se reúne alternativamente en España y Marruecos, según el acuerdo adoptado entre las partes, e indica que «la última reunión tuvo lugar el 11 de octubre en Madrid».

Respecto a la ausencia de representación canaria en la delegación española, el Gobierno estatal señala que Ministerio de Asuntos Exteriores mantiene una «estrecha interlocución» con el Ejecutivo canario sobre todas las cuestiones internacionales que puedan tener repercusión en las islas, con el fin de que haya una «adecuada representación de sus intereses».

Canarias aspiraba sin embargo a tener presencia directa durante todo el proceso negociador para hacer valer la consideración especial de las aguas canarias establecida en el Estatuto de Autonomía y mantenerse al tanto de primera mano del desarrollo de los trabajos.

Sobre las dos leyes con las que Rabat amplió de forma unilateral sus límites atlánticos en enero de 2020, el Gobierno reitera en su respuesta que tienen «carácter general», por lo que su publicación «no implica que haya concluido el proceso de delimitación de los espacios marítimos de Marruecos, que sigue pendiente». España se reserva, en cualquier caso, «todas las acciones contempladas en la Convención del Mar de Naciones Unidas para preservar sus intereses».

La respuesta del Ejecutivo estatal es, en opinión de la diputada de CC María Fernández, una muestra más de la « total opacidad que el Gobierno de Sánchez mantiene sobre una negociación tan importante en la que Canarias se juega muchísimo».

La parlamentaria nacionalista cree que no es aceptable la ausencia de un representante canario en la delegación española y lamenta que el Gobierno que preside Ángel Víctor Torres no levante la voz para exigir que se le permita estar presente en los encuentros bilaterales con Marruecos.

«Primero se nos dijo que Canarias iba a estar, luego que lo importante no era estar sino influir, pero Canarias ni está ni influye», señala, «las reuniones se siguen celebrando pero no nos estamos enterando, y eso no nos gusta nada, porque cuando no hay transparencia es por algo», añade.

En opinión de la diputada de CC, el Gobierno de Sánchez debería dar a Canarias «el papel que le corresponde» en la negociación con Marruecos, «que es estar presente en la delegación española, como lo estaba en la anterior etapa, para que pueda tener voz propia en los acuerdos que se adopten», indica.