Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 29 de mayo
El vicepresidente y consejero de Economía, Industria, Comercio y Autónomos el pasado viernes en la sede de CANARIAS7, en la capital grancanaria. Juan Carlos Alonso
Entrevista a Manuel Domínguez. Vicepresidente y consejero de Economía

«El Gobierno está dispuesto a mejorar la ley del alquiler vacacional»

El líder del Partido Popular en las islas repasa los nueve primeros meses de mandato y destaca la solidez del pacto

Francisco Suárez Álamo

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 6 de abril 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Partido Popular regresó al Gobierno de Canarias tras un acuerdo con Coalición Canaria al que se sumaron la Agrupación Socialista Gomera (ASG) y la Agrupación Herreña Independiente (AHI). Manuel Domínguez, vicepresidente y consejero de Economía, Industria, Comercio y Autónomos, hace un balance positivo de la gestión y lamenta que la presencia canaria en el Gobierno central no esté reportando, en su opinión, beneficios a las islas.

-¿En qué se nota la impronta del PP en el Gobierno canario?

El PP ha conseguido inyectar a la ciudadanía seguridad en cuanto a que somos un partido serio, responsable, que toma decisiones y que al final demuestra que tiene capacidad de gobierno. En segundo lugar, el PP demuestra que es coherente, que no actúa en función del ritmo que se marca en cada uno de los tiempos, sino que tiene un plan de trabajo definido y en ese sentido seguiremos trabajando, hablando de políticas fiscales, indiscutiblemente; creemos firmemente en el desarrollo económico; creemos que quien crea el mejor empleo es el sector empresarial y entendemos que uno de los principales problemas que tiene Canarias es el poder adquisitivo, donde estamos centrando nuestra atención.

-El PP llevaba mucho tiempo fuera del Gobierno. ¿Qué estructura administrativa se ha encontrado al llegar al poder?

Yo personalmente me he encontrado mucho desorden, una estructura en la que una misma Consejería está distribuida por diferentes puntos del archipiélago, con funcionarios que ni se conocen... Una situación económica del Gobierno muy preocupante, con muchos agujeros y déficit creados por el mandato anterior.

Todavía no soy capaz de poner una cifra al resultado de las malas políticas del Pacto de las Flores: hablo de 106 millones que se pagaron de ayudas covid, una gran parte que todavía está en los tribunales respecto a esas ayudas y veremos qué dicen esos tribunales, hablo de 8.000 euros diarios de intereses si hay reclamación por parte de esas empresas, no sabemos cuánto tendremos que indemnizar a los propietarios de esos terrenos en Tenerife que hacen referencia a los proyectos en La Tejita o Cuna del Alma, y la guinda de todo el pastel es el proyecto del cierre del anillo insular de Tenerife, que nos preocupa mucho cómo definir esa solución. A todo eso hay que sumar 4 millones de euros que se pagaron a una empresa de compraventa de vehículos por unas mascarillas y lo único que sabemos es que nunca vamos a recuperar ni las mascarillas ni el dinero. Y ahora 10 millones de euros que teníamos financiados con recursos europeos y que, ante la mala praxis del Gobierno anterior, hemos tenido que desafectar.

Bronca

«En Canarias ha habido buen tono hasta que el señor Chano Franquis llegó a la portavocía del PSOE»

-¿Estos meses han servido para consolidar la alianza de CC y PP, más ASG y AHI, o han servido para que empiecen a aflorar las diferencias?

Han servido para lo primero. La principal ventaja de este Gobierno es la cohesión, el trabajo conjunto en un solo objetivo, sin diferenciar entre áreas de un partido u otro, sino asumiendo responsabilidades indistintamente tanto por el presidente del Gobierno como por el vicepresidente.

-Pasados esos nueve meses, ¿el apoyo de CC a la investidura de Pedro Sánchez es un escollo, es algo que el PP canario tiene anotado en el 'debe' de CC o sobre todo lo tiene anotado Génova?

El PP no lo tiene anotado en el 'debe'; creo que lo tienen anotado los canarios. Ha sido un error y lo he dicho públicamente. El apoyo a un señor que lo que quiere es destruir España no tiene sentido, pero cada uno tiene que asumir sus responsabilidades. El acuerdo que firmamos era para gobernar Canarias y ahí es donde existe fortaleza y cohesión. Respecto al ámbito nacional, cada uno tendrá que cargar sus velas.

-Esta semana se ha conocido el anteproyecto de ley que regula la vivienda vacacional y la polémica está servida. ¿Era necesario, tenían asumido que no podían contentar a todos o empiezan a asumir que igual se han equivocado?

Era necesario, teníamos asumido que no podíamos contentar a todos y sabíamos que el periodo de alegaciones es para mejorar la ley. El Gobierno está dispuesto a escuchar para mejorar, sabe que no puede dejar abierto el asunto, porque ancha es Castilla, pero Canarias, no; Canarias tiene limitaciones.

En tercer lugar, estamos viendo cómo es necesario que nuestra principal fuente de ingresos, que es el turismo, la podamos proteger y hay una situación real, que es la falta de viviendas, que nos invita a tomar decisiones para facilitar el acceso de los ciudadanos a la vivienda. No estoy hablando únicamente de viviendas de protección oficial. ¿Esto es un efecto de la vivienda vacacional? No. Esto es un efecto de la mala gestión en las últimas décadas en materia de vivienda.

Sabíamos que era difícil, que no íbamos a contentar a todos y que estamos en un buen momento para aportar, para dialogar, para poder llevar a cabo la mejor ley que beneficie a los canarios. Pero yo no he venido a la política para ver las cosas y para tomar mis decisiones en función del número de votos que puedan venir; mis decisiones tienen que venir en función del beneficio de los canarios. Ese es mi compromiso: con la mano sobre la Biblia juré lealtad a esta tierra y no voy a dejar de tenerla. Insisto: con la ley del sector vacacional y con cualquier otra, el objetivo es tener la mejor ley con el mejor consenso posible. El refrán es muy acertado: nunca llueve ni lloverá a gusto de todos; a mí me gustaría que lloviese a gusto de la mayoría.

-¿Pero eso significa que el proyecto de ley que saldrá del Gobierno hacia el Parlamento no será el 100% de lo que hoy es el anteproyecto?

Si no lo asumiésemos, lo hubiésemos llevado por la vía del decreto ley y no lo habríamos tramitado como proyecto de ley. Con el decreto de vivienda sí lo hicimos como un decreto, que es algo así como 'esto es lo que decimos y se acabó el debate'. Cuando quieres el consenso, el diálogo, lo oportuno es hacerlo a través de un proyecto de ley y este anteproyecto ha tenido diálogo en el momento inicial, y lo tendrá ahora y cuando llegue el trámite de enmienda y espero que todo el mundo esté en disposición de aportar lo mejor. Sin egoísmos, sin pensar en el yo sino en el nosotros.

Ministro canario

«Sinceramente no he visto los efectos en Canarias, más allá que para criticar a la oposición»

-¿No es un riesgo hablar ahora de poner límites a una modalidad turística cuando, en paralelo, hay una movilización ciudadana que habla también de frenar la presión turística? ¿No echa este anteproyecto más gasolina a ese incendio?

El objetivo no es limitar; es regular. Entendemos que en lugar de echar gasolina, echamos agua a ese fuego. Hoy en día nos enfrentamos a cuatro emergencias: la de inmigración, la hídrica, la energética y la habitacional. Quizás la que más preocupa hoy en día a los canarios es la habitacional y lo que queremos demostrar a la ciudadanía es que con un decreto de vivienda y con una ley consensuada del sector vacacional estamos tomando medidas para que el turismo sea entendido como lo que es: la cabeza tractora de nuestra economía.

-En el Gobierno de Sánchez hay un ministro canario. En su opinión, ¿para qué está sirviendo esa presencia canaria a los intereses del archipiélago?

Sinceramente no he visto los efectos, más allá que para criticar a la oposición, porque cuando uno ve sus redes sociales, se sorprende del contenido. No ha solventado el problema de la inmigración, y quizás si ese problema hubiese ocurrido en Cataluña, ya estaría arreglado; no tenemos solución para el problema hídrico; tampoco ha sacado el Gobierno central el concurso energético... Lo dije al principio de la legislatura: si mi partido me hubiese ofrecido ser ministro teniendo como objetivo una amnistía, yo me hubiese ido para mi casa. Pero cada uno es como es y aspira a lo que aspira.

-El ministro canario aparece señalado en los diferentes casos vinculados a las contratas sanitarias. Ahora que usted ya sabe lo que es estar en el Gobierno canario, ¿desconfía de la gestión hecha por Torres en los años 2020 y 2021?

En un primer momento tenía mis dudas, pero hay dos episodios que llaman poderosamente la atención. Uno, cuando se niegan a que aprobemos la comisión de investigación sobre los 4 millones de euros a una empresa de coches para la compra de mascarillas falsas, y no solo eso sino que no nos permiten el debate en el Parlamento. La segunda, cuando escuchamos a Koldo decir que tenía relación directa con el ministro Torres. Por tanto, creo que hay variables que van en contra de mi voluntad de pensar que no, pero hay cuestiones que me hacen pensar que al menos ha habido dejación de funciones y se ha mal utilizado el dinero de los canarios y, supuestamente, puede haber corrupción.

-Koldo García ha rectificado o matizado sus declaraciones iniciales sobre esa relacón con Torres. ¿Ustedes creen que sí hay un caso Koldo vinculado a Canarias?

Yo creo que sí lo hay. Lo hay y ya hemos tenido los primeros efectos, que han venido marcados por esa desafección de diez millones de euros que venían marcados con recursos extraordinarios y hemos tenido que afectarlos a recursos propios. Solo por eso alguien tiene que asumir responsabilidades. Son diez millones de euros por un lado y cuatro millones de euros que hemos perdido, que se pagaron a una empresa que no trajo las mascarillas, que no devolvió el dinero y se tardó casi un año en reclamarle el importe. Cuando el barco encalla, el capitán tiene que asumir responsabilidades.

Mascarillas

«Cuando el barco encalla, alguien tiene que asumir responsabilidades»

-¿Eso significa que el PP canario va a pedir que Torres comparezca en la comisión del Parlamento canario?

Indiscutiblemente. Creo que es oportuno, es necesario y, además, como el objetivo del PP no es perseguir a nadie, sino dar respuestas a los canarios y esclarecer lo que ocurrió lo antes posible, quien más puede poner luz a esta oscuridad es quien fue presidente de Canarias.

-¿Corremos el riesgo en Canarias de que con este asunto y con esa comisión el debate se embronque y se asemeje al de las Cortes, donde si unos sacan a la esposa de Sánchez, otros contestan con la pareja de Ayuso?

Solo tengo una duda: el portavoz del PSOE en el Parlamento [Sebastián Franquis]. Dos no pelean si uno no quiere y en Canarias ha habido buen tono hasta que el que era consejero de Obras Públicas, el señor Chano Franquis, llegó a la portavocía de su grupo en el Parlamento. Desde entonces el tono, el estilo, son más propios de eso que vemos en la política nacional que de la política canaria. Como somos más los que estamos en evitar la bronca, el chanchullo y el barro, quizás salgamos ganando y la distancia sea notoria respecto a la bronca nacional.

-Ese consejero de Obras Públicas y hoy portavoz parlamentario estaba en aquel Comité de Gestión de la emergencia sanitaria. ¿Debe ser llamado a comparecer en la comisión?

No lo sé. Todavía no he entrado en el análisis, ni siquiera con mi partido, sobre quiénes deben comparecer. Lo iremos viendo pero ya dije que esto no es una cuestión de buscar a las personas para ponerlas frente a una situación compleja, sino ver quién puede tener más información y hacerla comparecer para llegar a unas conclusiones. Por eso dije que el anterior presidente, por supuesto que sí; el resto, iremos viendo.

Juan Carlos Alonso

Margen de maniobra pero con una «situación preocupante»

-¿Cómo ve la economía canaria y qué margen tiene para estimular su crecimiento?

Hay margen de maniobra... pero la situación que nos hemos encontrado es muy preocupante. De los fondos Next, de los 1.500 millones están sin utilizar 1.034 millones. Por ejemplo, cuando llegamos vimos que consejerías como Transición Ecológica solo tenían una ejecución del 8% y tenemos ya informes que señalan que Canarias podrá crecer al 2% solo si es capaz de inyectar a la economía los recursos públicos que existen. Ahí viene la gran dificultad, porque no hay proyectos, hay muchas deudas y muchas decisiones judicializadas.

¿El PP y el Gobierno ya se han olvidado de aquella bajada generalizada del IGIC?

-No, no nos hemos olvidado, y sobre todo no nos hemos olvidado de un plan de alivio fiscal, que es muy distinto a una medida particular. Ya hemos tomado medidas, como en el caso del Impuesto de Sucesiones, que algunos decían que era para los ricos y, sin embargo, los últimos informes nos advierten de que 2023 es el primero de los últimos 19 años en que no estamos en cifras negativas. Es decir, los canarios ya no dejan de percibir su herencia porque no tengan dinero para pagar sus impuestos. Hemos tomado medidas en el IGIC, por ejemplo en servicios de veterinaria, personas dependientes... y hemos tomado medidas en el IRPF y nos queda tomar medidas en el REF, en materias como, a través del IRPF, tener una bonificación por trabajar en Canarias, y no solo por invertir. Con respecto al IGIC, tenemos una dificultad: la no aprobación de los Presupuestos del Estado significa que, en lugar de estar en 280 millones de saldo positivo, podemos estar, si no se actualizan las entregas a cuenta, en menos 160 millones de euros. Eso significa que tendríamos que cerrar el presupuesto antes de acabar el ejercicio, algo que es muy grave para muchas cosas pero que también nos impediría bajar el IGIC.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios