Juan Manuel García Ramos. / C7

García Ramos reclama transparencia en los acuerdos entre España y Marruecos

Para el Grupo Nacionalista Canario, «no se ha avanzado nada» en lo que se refiere al reparto de menores no acompañados

CANARIAS7

El diputado del Grupo Nacionalista Canario, Juan Manuel García Ramos, ha reclamado este lunes transparencia en la ejecución de los acuerdos que se firmaron entre España y Marruecos el pasado mes de abril.

El presidente honorario del Partido Nacionalista Canario y diputado del Parlamento canario, García Ramos, ha afirmado a través de un comunicado que:

En el último de los 16 acuerdos alcanzados se dice que su Majestad el rey Mohamed VI y el presidente del Gobierno de España, designarán un comité encargado de la puesta en práctica de la presente declaración en un plazo de 3 meses.

Han pasado cinco meses «y los canarios no hemos sabido nada de ese comité previsto en el acuerdo número 16, no hemos estado en la comisión negociadora sobre inmigración y tampoco hemos estado en la comisión negociadora de la delimitación de los espacios marítimos».

Para el Grupo Nacionalista Canario «no se ha avanzado en lo que se refiere al reparto de menores no acompañados pero asistimos con sorpresa a la reapertura de los centros retención como el de Las Canteras o Las Raíces».

La situación es de incertidumbre total. La semana pasada, la Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos, con sede en Tanzania, emite un veredicto del derecho de pueblo saharaui a su autodeterminación y exige a todos los estados miembros de la Unión Africana a comprometerse en ese proceso.

Ese mismo jueves, en el seno de la asamblea de Naciones Unidas, el presidente Pedro Sánchez interviene y obvia cualquier referencia a los acuerdos alcanzados con Marruecos el 7 y 8 de abril pasado y vuelve a la posición inicial de España de que el asunto del Sahara se resuelva en el marco de las resoluciones de la ONU.

Y al día siguiente, 23 de septiembre, Rodríguez Zapatero, antes de participar en la I Conferencia Internacional por la Paz y la Seguridad del Sahara Occidental, «una convocatoria que el mismo CNI español ha descubierto como propiciada por los servicios secretos marroquíes», insiste que las afirmaciones de Pedro Sánchez en su misiva al rey Mohamed VI de marzo «son la base más seria, realista y creíble para resolver el diferendo marroquí-sahariano».

Este «lío diplomático» tiene que empujar, «de una vez, al Gobierno de Canarias a poner orden y estatutariamente defender los altos intereses de las islas que están en juego en estos momentos», concluyó.