Sebastián Franquis. / Juan carlos alonso

Los jóvenes que vivan de alquiler podrán tener una ayuda de 250 euros al mes

El consejero Sebastián Franquis presentó el Bono Alquiler Joven, que dispondrá este año de 10 millones y llegará a casi 4.000 personas

B. Hernández
B. HERNÁNDEZ

Los jóvenes de entre 18 y 35 años que tengan un contrato de alquiler podrán contar con una ayuda de 250 euros mensuales durante dos años a través del Bono Alquiler Joven.

Esta iniciativa, presentada en la mañana de este lunes por el consejero de Vivienda, Sebastián Franquis, contará con 10 millones anuales y la previsión es que pueda beneficiar a 3.500 o 4.000 personas.

Esta prestación está dirigida a jóvenes que se encuentren trabajando o hayan trabajado tres de los últimos seis meses. Deben contar con ingresos regulares iguales o menores a tres veces el Indicador Público de Rentas (IPREM), que asciende a unos 24.318 euros anuales.

El importe máximo del alquiler para acceder a esta ayuda es de 600 euros mensuales, cantidad fijada en base a los últimos datos publicados por el Observatorio de la Vivienda del Ministerio que registra que el precio medio del alquiler en el archipiélago está en torno a los 451 euros.

«De esta manera, se llegará a más personas y está más acorde con la realidad de la comunidad autónoma», indicó el consejero.

El Bono Alquiler Joven es compatible con otras prestaciones que ofrece la comunidad autónoma, como la ayuda que se ofrece para firmar un alquiler en los municipios de menos de 20.000 habitantes para combatir la despoblación.

20 millones en dos años

La convocatoria, que ya está publicada en el BOC y entra en vigor este martes, fue aprobada en un real decreto en enero por el Gobierno de España. Posteriormente, una Conferencia Sectorial de Vivienda en marzo acordó la distribución de los primeros 200 millones destinados a este proyecto.

El criterio de reparto es poblacional y a Canarias le corresponden 10,6 millones para 2022, que se prorrogará el próximo ejercicio.

El plazo para solicitar la ayuda finaliza el 31 de octubre o antes si se agota el crédito porque, tal como explicó Franquis, son ayudas directas que se conceden solo con presentar la solicitud de manera «correcta y completa» y la prioridad es el momento en que se presentan.

Entre los requisitos fundamentales figuran el contrato de alquiler -si hay posibilidad de firmarlo proximamente existen dos meses de plazo para presentar la solicitud-, dos recibos y el certificado de empadronamiento.

Las solicitudes se realizarán de manera prioritaria de manera telematica -https://sede.gobiernodecanarias.org/sede/tramites/7410-, en las cámaras de comercio o en el Instituto Canario de la Vivienda (Icavi).

Las ayudas se abonarán con carácter trimestral y tendrá carácter retroactivo a enero de 2022. Se empezará a abonar «cuanto antes» y aunque su vigencia es de dos años, la intención de Franquis es que permanezca en el tiempo.