Un dirigente del Frente Polisario anuncia «operaciones de comando» en El Aaiún

La ofensiva que mantiene con Marruecos se extenderá hacia los territorios saharahuis ocupados aunque prevé que sea sin afectar a civiles

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

El conflicto del Sahara Occidental presenta un nuevo punto de inflexión después de que el Jefe del Estado Mayor del Ejército de Liberación Saharaui (ELPS), Mohamed Luali Akeik, haya anunciado que ampliará la ofensiva contra Marruecos a El Aaiún, Smara, Dajla y Bojador, según ha adelantado el periódico La Razón.

Pese al apoyo de la ONU, el giro de Pedro Sánchez ha supuesto un revés para los independentistas saharahuis, que no solo ven como una traición la carta de España reconociendo de la soberanía marroquí sobre el Sahara Occidental. También temen que esta posición se sume a otras como la de Francia, con una ola de rechazo a África sin precedentes, y supongan un obstáculo para exigir soluciones en la comunidad internacional.

«Es una señal de que no habrá un nuevo alto el fuego. Los saharahuis han perdido la confianza en el Consejo de Seguridad y en la ONU«, señaló el dirigente durante la ceremonia de graduación de oficiales del ELPS.

Es en este argumento en el que el Frente Polisario basa su decisión de regresar a las armas, sin excluir a ningún territorio ocupado, pero con la perspectiva de que esa guerra no involucre a los civiles.

«En el futuro, se extenderá a las ciudades ocupadas, al haber imbuido a los saharhuis de espítiru patriótico para llevar a cabo operaciones de comando contra objetivos marroquíes», añadien las declaraciones recogidas por el diario. Unas declaraciones que previsiblemente obtendrán una respuesta de Rabat.

Casi 50 años de conflicto

La lucha armada en la antigua colonia española, que fue ocupada por Marruecos, se mantiene desde 1975, con un breve alto el fuego que se produjo en 1991 con vistas a celebrar un referéndum de autodeterminación, aun pendiente.

Un año después, el Frente Polisario dio por rota esa paz tras el desalojo de un grupo de activistas saharauis por parte de las fuerzas militares marroquíes en el paso fronterizo con Mauritania de Guerguerat. Mientras que estos los consideran territorio propio, para Rabat es 'tierra de nadie.