Conchi Narváez: «Equilibrio entre turismo y barrios»

15/06/2019

El pacto cuatripartito de San Bartolomé de Tirajana formado por PSOE, NC, CC y Cs, liderado por Conchi Narváez, se puso en marcha ayer en Tunte. Desbloquear inversiones, mejorar la administración y atender a los barrios son sus objetivos

El primer pacto cuatripartito en la historia de San Bartolomé de Tirajana, todo un desafío político para un municipio sobrecargado de interés económicos, echó a andar ayer rodeado de grandes expectativas vecinales y bajo la atenta mirada del sector empresarial turístico de la isla. Liderado por la alcaldesa socialista Concepción Narváez Vega, quien repite en el cargo tras su paso por la Alcaldía de 2005 a 2007, el nuevo gobierno municipal surgido de las urnas del 26M, quedó formalizado ayer después del pleno de constitución de la nueva Corporación municipal celebrado en las Casas Consistoriales de Tunte.

Narváez, que recibió el bastón de mando de manos del ya exalcalde Marco Aurelio Pérez Sánchez, fue investida como nueva regidora municipal con 17 votos a favor, correspondientes a los ediles del PSOE (7), NC (5), CC (4) y Ciudadanos (1), mientras que los 8 concejales de AV-PP, que se despiden de ocho años de gobierno, apoyaron a su candidata, Elena Álamo Vega.

«Vamos a gobernar San Bartolomé de Tirajana como una gran ciudad», afirmó la alcaldesa, planteando la necesidad de «buscar el equilibrio entre el turismo, que nos da de comer, y los barrios». Narváez destacó como preocupación, la inseguridad jurídica, que impide invertir, y como objetivo la aprobación del Plan General, pidiendo a los sindicatos municipales que suspendan el paro previsto para el 21 de junio próximo. Su primera medida será reunirse con todos ellos.

La expectativa generada por el cambio de gobierno hizo que se desplazarán hasta la capital del municipio decenas de personas. Se estima que más de medio millar acudieron al acto, pero muchos tuvieron que contentarse con oírlo desde los pasillos o el exterior debido al reducido aforo del salón de plenos. Hubo aplausos, gritos de euforia y algún que otro abucheo al alcalde saliente, que en modo alguno alteró la paz y concordia de la jornada.

Antes de la elección de la nueva alcaldesa el secretario del Ayuntamiento, Marcelino López Peraza, ordenó la constitución de la mesa de edad, formada por Ramón Suárez (PP-AV) e Irasema Hernández (PSOE), como concejales de mayor y menor edad, respectivamente. Posteriormente procedió a la toma de posesión de los 25 ediles que integran la nueva Corporación. Ante la Constitución y un crucifijo de madera, la mayoría de los concejales del nuevo gobierno prometieron su cargo, y los de la oposición en su totalidad juraron. El hecho anecdótico ocurrió cuando Cristo se desprendió de la cruz. Alguien aprovechó y sugirió que lo retiraran, que «no se hacía falta», pero lo acomodaron y continuó hasta el final.

  • 1

    ¿El resultado de la consulta a las bases de Podemos facilitará el pacto para la investidura de Pedro Sánchez?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados