arcadio suárez

El Supremo tumba el toque de queda en Canarias

A pesar de que la Fiscalía apoyó el pasado viernes el recurso del Ejecutivo insular, el alto tribunal vuelve a negar el límite nocturno entre las 00.30 y las 06.00 horas en las islas con más incidencia del virus

Odra Rodríguez Santana
ODRA RODRÍGUEZ SANTANA Las Palmas de Gran Canaria

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Supremo ha fallado en contra del toque de queda en Canarias tras el recurso de la comunidad durante la quinta ola, después de que el Superior de Justicia le denegase el pasado 14 de julio el toque de queda entre las 00.30 y las 06.00 horas en las islas con más incidencia del virus (niveles 3 y 4).

A pesar de que la Fiscalía apoyó el pasado viernes el recurso del Ejecutivo insular, que pedía el cierre perimetral por municipios que superasen la incidencia de contagios, el alto tribunal ha vuelto a denegar esta posibilidad.

El TSJ canario zanjó que no apreciaba «ningún motivo en cuya virtud pueda defenderse que las conductas de riesgo resulten aún más peligrosas si se ejecutan en horario nocturno o las inocuas dejen de serlo porque el día dé paso a la noche».

Los TSJ de la Comunidad Valenciana, Cataluña, Cantabria y Navarra (en el caso de las restricciones nocturnas solo en fin de semana y fiestas patronales) sí que avalaron la propuesta que se ha rechazado a Canarias.

Sin embargo, la nueva negativa del Supremo –habilitado para actuar en tiempo récord gracias a una reforma exprés que hizo el Gobierno cuando decayó el estado de alarma en mayo- vuelve a poner en apuros a comunidades que, como Canarias, pretenden imponer nuevos límites horarios nocturnos para frenar la pandemia.

«La medida carece de justificación»

El alto tribunal considera que el auto del TSJ canario ha concluido de forma razonada que carece de justificación la limitación de la libertad de circulación propuesta a la vista de las circunstancias concurrentes en la isla de Tenerife, y que dicha medida restrictiva no era proporcional.

El Supremo se refiere a su reciente sentencia en la que avaló el confinamiento del municipio de Peal de Becerro (Jaén), y destaca que en ese caso la tasa de incidencia era más de diez veces superior al planteado ahora, y además se destacó la alta presencia de asintomáticos y el porcentaje de vacunación, entre otras razones que hacían ineficaces otras medidas diferentes a la adoptada.

Sin embargo, en primer lugar, el Supremo indica que en esa localidad de Jaén se trataba de un cierre perimetral y no de un 'toque de queda`, «que exige una mayor justificación sobre que las medidas son indispensables para salvaguardar la salud pública». Además, coincide con la Sala de instancia en la 'poca claridad' en el planteamiento de la pretensión del Gobierno canario «cuando la petición principal era la autorización del 'toque de queda' en toda la isla de Tenerife pese a que las cifras aportadas respecto a los distintos municipios identificados no son homogéneas».

Asimismo, rechaza que exista contradicción entre el pronunciamiento del Tribunal canario y el realizado por los tribunales superiores de Valencia, Cataluña y Cantabria, ya que el Gobierno canario no acreditado que las circunstancias de Tenerife sean coincidentes con las examinadas por esos otros tribunales.

Al respecto, señala que esas otras administraciones autonómicas «fundamentaron su pretensión de ratificación de las medidas con apoyo en los datos de la alta incidencia del número de contagiados y de su presión en el sistema sanitario, lo que la Sala de Canarias echa de menos en este caso».