Canarias descarta que el turismo internacional se recupere en julio

19/05/2020

El Gobierno regional no ve viable la previsión del ministro Ábalos y estima que los visitantes de otros países comenzarán a llegar a las islas como pronto en otoño. Deberá haber en cualquier caso reciprocidad en las garantías sanitarias

El Gobierno de Canarias no comparte la previsión del ministro Ábalos sobre los plazos para la recuperación del turismo internacional y en todo caso condiciona la apertura del sector a que los países emisores establezcan protocolos de seguridad sanitaria equivalentes a los que se van a poner en marcha en las islas. Frente al pronóstico del titular de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que ayer se mostró confiado en que la actividad turística se reactive a finales de junio, el Ejecutivo regional no prevé que los turistas de otro países empiecen a llegar antes de octubre o noviembre.

La Consejería de Turismo valora como un gesto positivo el anuncio de Ábalos de que se levantará la obligatoriedad de guardar catorce días de cuarentena para todos los viajeros que lleguen del extranjero en cuanto el país salga del estado de alarma y los españoles puedan ya moverse entre provincias, porque se trata de una decisión que «ayuda a la imagen del destino», pero puntualiza que el hecho de que los turistas puedan venir sin tener que confinarse no garantiza que empiecen a llegar de inmediato.

Hay, recuerda Turismo, muchos factores que condicionan la recuperación, desde la evolución de la pandemia en los países emisores, los planes de las compañías aéreas para restablecer las conexiones o el miedo a viajar que podría disuadir a parte de los potenciales visitantes, hasta el calendario de apertura de los establecimientos alojativos. Los hoteleros canarios ya han adelantado que no abrirán hasta que no exista un flujo significativo de turistas, porque no les compensa poner en funcionamiento las instalaciones si no van a llegar suficientes clientes.

Con todos esos factores en juego, desde el departamento que dirige la consejera Yaiza Castilla dan por descartado que el turismo extranjero se vaya a recuperar a partir de julio. En la mejor de las proyecciones se prevé que puedan llegar algunos visitantes de otros países, especialmente quienes tienen su segunda residencia en las islas, pero no será en una escala suficiente como para que abran los hoteles. La estimación del Gobierno canario es que en verano se mueva el turismo interior con algo de turismo peninsular, y que solo a partir de octubre o noviembre se empiece a recuperar el turismo internacional.

Son previsiones aproximadas, que dependen de cómo vaya funcionando la desescalada, pero en todo caso Canarias va a exigir reciprocidad a los países emisores en cuanto a la aplicación de protocolos de seguridad sanitaria, para reducir al mínimo el riesgo de contagio. La premisa es que si las islas están haciendo un considerable esfuerzo para convertirse en un destino seguro, los países de origen deben también dar las máximas garantías. Turismo recuerda asimismo que el Gobierno estatal aún no ha terminado de definir el protocolo de actuación para el conjunto de los aeropuertos españoles y las compañías aéreas, que Canarias considera que debería establecer unas pautas mínimas homogéneas.