El ex delegado del Gobierno exige la nulidad del cónclave en el que Antona fue nombrado presidente regional

Bento pide repetir el congreso del PP

21/03/2018

Enrique Hernández Bento judicializa su pugna personal con el Partido Popular pidiendo a la justicia que declare nulo el congreso celebrado el 18 de marzo del pasado año, en el que Asier Antona fue confirmado por los votos de los compromisarios presidente de la formación conservadora en el archipiélago.

El juzgado de Primera Instancia número 4 de Las Palmas de Gran Canaria fue el escenario del juicio, que había sufrido varios aplazamientos, entre Bento y el PP. Ante la jueza Beatriz Rallo, el letrado de Bento Claudio Almeida, denunció «muchas irregularidades» por las cuáles Asier Antona, exponen, fue nombrado líder regional.

Antona se impuso en las primarias de los populares canarios por aplastante mayoría. Al corte final del congreso, descartados de la puja el propio Hernández Bento y Juan José Cardona, solo llegaron él y Cristina Tavío. El dirigente palmero obtuvo el 98,6% de los votos. Ya durante el proceso de primarias, Antona cosechó 3.086 avales por los 250 de Hernández Bento.

El ex delegado del Gobierno, que renunció tras las elecciones internas a continuar en el partido, aseguró a través de su letrado que Antona vulneró las normas electorales de la formación conservadora al disponer del censo de afiliados, y el listado de los que estaban al día con sus cuotas, antes que el resto de precandidatos. Y que a través de esa información privilegiada comenzó con ventaja sobre sus rivales a captar avales para reforzar su posterior candidatura.

Este punto fue negado por Antona durante el interrogatorio. Y en sucesivos cuestionamientos también fue un planteamiento rechazado por Felipe Afonso El Jaber, quien presidió el comité organizador del congreso, Rosario Tarajano, gerente insular del partido, e incluso la afiliada Ana Guerra, señalada mediante una grabación por Bento como una de las personas que estaba captando avales a favor del presidente autonómico.

Antona también negó alguno de los aspectos de los que era acusado por parte de Hernández Bento, como el haber utilizado las sedes del partido para hacer campaña electoral, algo que, según el denunciante, se le negó al resto de figuras en la puja.

El conflicto quedó visto para sentencia y las partes esperan por la decisión de la jueza Rallo.

La llamada.

La prueba fundamental que presentó el abogado de Enrique Hernández Bento es una grabación entre su esposa, Elena Andrés –haciéndose pasar por otra persona–, y Ana Guerra, una veterana afiliada del partido que estuvo en el equipo de campaña de Asier Antona.

Según Andrés, «dos personas me dijeron que los habían llamado para pedirles el aval para Antona. Antes de que empezara el proceso. Entonces me bajé una aplicación y llamé a Ana Guerra haciéndome pasar por otra persona y ella me dijo que si yo estaba hablando con ella es porque yo estaba al corriente de las cuotas. Eso demuestra que tenían la lista».

Guerra contestó que eso no fue así. Y que Elena Andrés nunca ha sido afiliada al Partido Popular y por lo tanto no podía tener datos sobre ella. Guerra negó conocer los datos del censo antes de las precandidaturas.