Imagen de archivo de una reunión del Consejo de Gobierno. / C7

Las ayudas directas a empresas dejan sin efecto la moratoria tributaria

La Consejería de Hacienda previó que esta medida podría inyectar 235 millones a la economía. Finalmente ha sido medio millón de euros

B. Hernández
B. HERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

A principios de año, el Gobierno de Canarias, a propuesta de la Consejería de Hacienda, aprobó un decreto-ley que establecía una moratoria para determinadas obligaciones tributarias que permitiría una inyección de liquidez de unos 235 millones a pymes y autónomos de las Islas con el propósito de aliviar las consecuencias de la crisis económica derivada de la pandemia. Sin embargo, la puesta en marcha de ayudas directas practicamente ha dejado sin efecto esta medida para apoyar al tejido empresarial y los empresarios canarios han preferido abonar sus impuestos en tiempo y forma.

En total, han sido 454 las empresas y autónomos los que solicitaron acogerse a esta medida de fraccionamiento y aplazamiento en el pago de los tributos canarios, de las que han sido concedidas 356 por parte de Hacienda, lo que significa una aprobación del 78,4 de las solicitudes. Así, el importe de esta iniciativa ha sido de 420.000 euros, muy lejos de la cifra prevista por el Ejecutivo autonómico al articular su propuesta.

Al respecto, el departamento de Román Rodríguez indica que esta propuesta se aprobó antes de que se pusiera en marcha la ayuda directa del Gobierno de Canarias de 87 millones para pymes y autónomos y de los 1.144 millones financiados por el Estado también para empresas y autónomos con el objetivo de paliar los daños ocasionados por el coronavirus en la comunidad autónoma. Esta iniciativa ha permitido al contribuyente el aplazamiento extraordinario hasta el 20 de octubre de 2021 de la autoliquidación correspondiente al primer trimestre de este año del IGIC y del AIEM

El mayor número de solicitudes se presentó para la ampliación excepcional de las fechas de vencimiento de pago de las deudas tributarias aplazadas o fraccionadas. Fueron un total de 392 solicitudes ante la Consejería de Hacienda de las que resultaron aprobadas 311, lo que supone casi el 80%.

En cuanto al aplazamiento excepcional de deudas tributarias en período ejecutivo, se presentaron 62 solicitudes, de las que se concedieron 45, es decir, el 72,5% del total. El plazo se cerró en febrero para estas solicitudes, por lo que esta cifra ya no experimentará modificaciones.