Australia Navarro anuncia su dimisión al frente del PP canario

Se inicia el proceso de relevo, con Manuel Dominguez con el apoyo de Génova

Ingrid Ortiz Viera
INGRID ORTIZ VIERA Las Palmas de Gran Canaria

El cambio en la dirección del Partido Popular de Canarias vuelve a confirmarse de la mano de su presidenta, Australia Navarro, que anunció este lunes en rueda de prensa que no volverá a presentarse como candidata. Una decisión que ha declarado como propia y «muy meditada», con el objetivo de dar «un nuevo impulso» al partido. La presidenta de los populares canarios desmintió así los rumores de presiones internas por parte de la dirección general para renovar la ejecutiva canaria y aseguró que su retirada se produce en un contexto de «absoluta serenidad» y «estabilidad» que favorecerá un cambio en el liderazgo sin conflictos internos. Con estas declaraciones se desmarcó, también, de las críticas de algunos exdirigentes del PP que exigían cambios estructurales ante una dirección general «agotada y desnortada».

Así, Navarro pondrá fin a una etapa que comenzó con el relevo de Asier Antona en 2019 –debido a la pérdida de confianza por parte de la dirección nacional– pero continuará sus funciones como diputada y portavoz en el Parlamento canario. «Estoy orgullosa de haber presidido el PP en todo este tiempo –aseguró–. Ha sido un honor y una responsabilidad que, con errores y aciertos, he tratado de ejercer pensando siempre en el partido, en nuestra unidad e identidad. Esa es nuestra gran fortaleza».

Los cambios en la nueva ejecutiva regional se confirmarán en el 15º congreso del Partido Popular, cuyas fechas se darán a conocer de forma oficial a partir de este jueves tras la convocatoria de la Junta Directiva. Navarro ya ha adelantado que propondrá los días 22 y 23 de enero y Tenerife como punto de encuentro, ya que el anterior cónclave se celebró en Gran Canaria. Además, ha anunciado que para el comité organizador incluirá entre sus sugerencias a la actual secretaria de Organización, Auxiliadora Pérez, como presidenta, Luz Reverón como secretaria, un máximo de seis vocales que serán representativos de las islas no capitalinas y la presencia de un miembro de Nuevas Generaciones. «Para nosotros es muy importante respetar los tiempos», indicó Navarro, que se negó a pronunciarse sobre quiénes podrían ser las alternativas para sustituirla al frente de la presidencia del partido.

La popular confía en que la ejecutiva entrante cuente con el tiempo suficiente para consolidarse de cara a las próximas elecciones de 2023 y sumarse al proyecto de un PP que ya está «en el buen camino». En este sentido, la popular hizo balance de los múltiples desafíos a los que se ha enfrentado la política en los dos últimos años –la pandemia, la crisis económica o el volcán, entre otros– y que han fortalecido a su partido como «única alternativa» no solo para los canarios sino también para el resto del Estado, respaldando así al dirigente nacional, Pablo Casado. «El PP ha tratado en todo momento de sumar, eso sí, sin perder el sentido crítico y sin dejar de fiscalizar la acción del Gobierno de Canarias, que más allá de buenas palabras sigue siendo deficiente», criticó Navarro.

Manuel Domínguez tomará el mando

Australia Navarro, negó que haya nombres confirmados para su relevo en el partido, a pesar de que en la dirección nacional la propuesta de Manuel Domínguez sigue siendo vox populi, ya que su figura es la de mayor consenso en las islas para encabezar la nueva ejecutiva. Según adelantó este periódico, Génova habría cerrado el acuerdo para presentar un único candidato sin oposición interna tras una reunión con los presidentes insulares que se celebró recientemente en León, y en la que estuvieron presentes el líder tinerfeño y el grancanario Poli Suárez, entre otros. Precisamente, es este quien resuena en los pasillos del PP como 'número dos' para la nueva ejecutiva, en una estrategia destinada a compensar la distribución territorial, ya que conDomínguez se pondría más peso en Tenerife, mientras que el respaldo electoral mayoritario del partido continúa estando en Gran Canaria.

Suárez, que asistió al anuncio de la dimisión de Navarro al frente de la presidencia, tampoco se pronunció sobre estos cambios ni confirmó si daría un paso al frente para asumir la secretaría general del Partido Popular en Canarias. Lo que sí confirmó la actual presidenta es que se espera que la transición hacia la nueva etapa se produzca con el respaldo de toda la organización de cara a presentar un frente «sólido». Así, animó a sus compañeros de partido que cuenten con los apoyos necesarios a presentar su candidatura. En última instancia, aseguró Navarro, serán los militantes quienes elijan a su sustituto y que se consolidará «a su debido tiempo», en el próximo congreso previsto para finales del mes de enero.